Cerca de 100 choferes de Uber de Mendoza hicieron un “paro” y decidieron no abrir la aplicación desde este lunes, como forma de reclamo ante la quita de promociones y la reducción en sus ingresos. Desde la empresa respondieron que no existe tal medida de fuerza ya que cada conductor puede ingresar o no a su antojo y según sus necesidades.

Algunos conductores aseguraron que el último domingo, al abrir la plataforma, descubrieron que desde la empresa les habían quitado las horas promocionales. “Es la mitad de las ganancias, no cubrimos ni para sacar los gastos del auto”, se quejaron. Ante esto decidieron hacer un “paro” que nuclea a alrededor de 100 choferes.

Actualmente, según informaron desde la Secretaría de Servicios Públicos, hay 378 conductores de las plataformas digitales en Mendoza. Sobre ese total, 286 corresponden a Uber y 92 a Cabify.

“Nos sentimos prácticamente estafados. Uber nos endulzaba, garantizaba $400 por hora para que entres a trabajar y hoy por hoy dejaron de pagar esa hora de promoción. No llegamos ni al 40% de la ganancia de lo que obteníamos anteriormente”, explicó Jorge, uno de los trabajadores que apostó a la plataforma desde su desembarco en Mendoza, a fines de octubre del año pasado.

Por su parte Luis, otro de los choferes que eligió a la aplicación como sustento económico aseguró: “Crea una falsa sensación de seguridad económica. Entonces la gente invierte en autos nuevos para poder trabajar en Uber, que tengan una antigüedad menor a cinco años. Muchos dejan sus trabajos y empiezan a construir su economía familiar en base a ese ingreso que termina siendo falso, porque son pagados con promociones y con incentivos”.

Sin embargo, los conductores hicieron hincapié en que al quitar estos beneficios, “el trabajo real que estás haciendo realmente no rinde porque el kilómetro recorrido lo está pagando a $5,50 y la plataforma se queda con más del 25% de ese monto. Mientras que en Buenos Aires, el kilómetro sale $8,50. No entendemos como los Uber Mendoza que pagamos impuestos, tributamos al fisco, somos monotributistas, tenemos una rentabilidad tan baja que no te da una ganancia ni de $150 o $200 la hora”.

Ante esta situación, Jorge explicó que acordaron junto a otros choferes solicitar atención en las oficinas ubicadas en la provincia, donde fueron recibidos por una supervisora de Buenos Aires. Sin embargo, aún no volvieron a recibir noticias.

“Lo único que queremos es trabajar bien, reclamamos una tarifa acorde y adecuada. Además pedimos que se regularice el servicio y se limite la cantidad de vehículos, para que sea un trabajo rentable para todos porque no sólo nos influye a nosotros, sino que también genera daño a otros trabajadores como taxistas y remiseros. Por eso hay que controlarlo”, destacó Jorge.

No existen los paros en Uber

Juan Labaqui, jefe de Comunicaciones de Uber fue contundente al señalar que “no hay paros” en la plataforma.

“Si un conductor deja de manejar, está en su total decisión y libertad de hacerlo. No va a haber ningún tipo de represalias cuando se conecte de nuevo. Cuando vuelva recibirá la misma cantidad de viajes que alguien que la utilizó todos los días”, explicó.

Con respecto a las promociones, desde la empresa destacaron que son “claras, por tiempo limitado y se avisan con anterioridad”. En ese sentido detallaron que se encuentra vigente la tarifa dinámica, “un multiplicador que sube o baja la tarifa respecto a la oferta y a la demanda. Esto incide en la ganancia del conductor”.

En cuanto a la diferencia del precio del kilómetro recorrido entre Mendoza y Buenos Aire, Labaqui destacó que se determina en base a un estudio que se realiza en cada ciudad, donde se analizan múltiples factores. En ese sentido agregó que los mismos difieren “porque los costos cambian”.

Finalmente, ante el temor de los conductores por posibles represalias ante la medida tomada, Labaqui reiteró que quien decida no manejar “por las razones que sean, no tendrá inconvenientes. Lo importante es el respeto de los términos y condiciones, las guías comunitarias y la experiencia del conductor y la persona que viaja”.