Recientemente, Club Roll abrió un nuevo local de sushi en la calle Arístides Villanueva. Con una inversión de $ 700.00 en maquinaria y equipamiento, desde allí espera captar al público de la zona de la Quinta Sección y Godoy Gruz que hasta el momento solo atendía por delivery.

Actualmente, con 4 locales en funcionamiento, la empresa emplea a 24 personas y sus planes son seguir creciendo y posicionando al sushi como un producto de alta calidad y accesible para los consumidores.

“La marca nació en 2014 con un delivery de sushi ubicado sobre Adolfo Calle casi Azcuénaga de Guaymallén que conservamos hasta hoy”, cuenta Lionel Coria, fundador del negocio. “En ese momento, después de viajar por distintos lugares y ver tendencias del desarrollo de este producto en mercados como Buenos Aires o Chile, vi una oportunidad, ya que no había casi nada en Mendoza.

En 2016 surgió la posibilidad de abrir un stand en el patio de comidas de La Barraca y en 2017, un restaurante con servicio take away en Arauca Mall Maipú. El plan de expansión continuó en 2018 con una sucursal sobre calle Azcuénaga de Guaymallén y hace unos meses, con un nuevo local que inauguramos en la calle Arístides Villanueva de Ciudad.

“Si bien la pandemia ha sido una situación dura para todos (debimos cerrar el stand de La Barraca que proyectamos reabrir en algún momento), decidimos apostar por nuestro proyecto y seguir para adelante”, indica Lionel.

“Durante todo el año tuvimos muy buena respuesta del público, sobre todo con la modalidad delivery. Sin embargo, detectamos que era necesario tener presencia en un lugar físico más cerca de la ciudad y Godoy Cruz, zonas de alta demanda a las que a veces la distancia nos complicaba llegar”.

El nuevo local de Club Roll, ubicado sobre Arístides Villanueva, casi Martínez de Rozas, cuenta con restaurante, delivery y take away. De jueves a domingos ofrece sushi libre, “algo muy valorado por los clientes”, explica Lionel.

Nuevos proyectos

En este período, Lionel también decidió montar una distribuidora de productos asiáticos. “En Mendoza ya hay varios negocios de sushi y muchos tuvieron problemas para stockearse ya que en algunos casos se cortaron los vínculos con los proveedores debido a la cuarentena. Con esta nueva unidad abrimos nuevas posibilidades de desarrollo y a su vez, apoyamos al mercado local”.

En cuanto a las expectativas de crecimiento en el mediano plazo comenta: “Estamos trabajando en el armado del modelo de franquicias con una empresa de Buenos Aires para expandirnos. Es un proceso muy meticuloso ya que por el tipo de producto, es fundamental cuidar la calidad ante todo.

Nuestro propósito es seguir creciendo y posicionando al sushi como alternativa gastronómica posible, desmitificar la idea de que es un producto caro y brindar un servicio con excelente relación precio-calidad para que todos puedan disfrutarlo”.