Con una inversión prevista de 2 millones de dólares en la etapa de exploración, este miércoles ingresará a la Legislatura la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto minero metalífero Hierro Indio. Esto ocurre cinco años después de que los legisladores rechazaran la viabilidad del emprendimiento.

De acuerdo con la ley 7.722, los proyectos mineros metalíferos en Mendoza deben pasar por la Legislatura en dos ocasiones: primero, previo a la etapa de exploración (tal como ocurre ahora con Hierro Indio) y, segundo, antes de la fase de explotación. Recién allí podrá desarrollarse.

En 2014, cuando también se debatía la DIA de otro proyecto de mayor envergadura (Cerro Amarillo), la Legislatura rechazó que se realice la exploración en Hierro Indio, etapa que no implica mayor impacto en el ambiente: sólo prevé sondeos electromagnéticos para conocer el potencial de las reservas que hay en este sector de Malargüe.

Desde que se sancionó la ley 7.722, ningún proyecto minero metalífero logró ni siquiera la aprobació de la etapa de exploración. Además de Hierro Indio, se presentaron las DIA de Cerro Amarillo, también en 2014, y de San Jorge, en 2011. Sobre esto último, fue rechazado en medio de la campaña electoral que llevó a Francisco Pérez a la gobernación.