Por contadora Ana Carolina Petra, Responsable Área Impuestos (TGA auditores consultores)

Como otras exportaciones, los servicios también pagaran retenciones a partir del 2019; la formalización de la media mediante el decreto 1201/2018 oficializó la implantación de retenciones a todas las exportaciones de servicios, el tributo regirá hasta el 31 de diciembre de 2020.

La presente medida entrará en vigencia el 1° de enero de 2019 y surtirá efecto para las operaciones que sean prestadas y facturadas a partir de esa fecha, incluyendo las prestaciones que se realicen desde esta última y correspondan a contratos u operaciones que se hubieran iniciado con anterioridad.

El decreto fija un derecho de exportación del doce por ciento (12%) a las prestaciones de servicios. Considerándose como aquellas que son realizadas en el país a titulo oneroso y sin relación de dependencia, cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior. El derecho de exportación tiene la limitación que no podrá exceder de Pesos cuatro ($4) por cada dólar estadounidense del valor imponible determinado y se mantiene en pesos hasta la cancelación de la obligación.

El monto del derecho de exportación se expresará en pesos al tipo de cambio vendedor del Banco Nación del día hábil anterior al que corresponda declarar la operación y deberán abonar la retención dentro de los primeros quince días hábiles del mes posterior a aquél de facturación.

Las cancelaciones, anulaciones, ajustes de precios, descuentos o similares, debidamente documentados, deberán considerarse para el cálculo de los derechos

Los exportadores que hayan declarado hasta u$s 2 millones de ventas de servicios al exterior en el año calendario inmediato anterior al de la fecha de la declaración jurada, tendrán 45 días adicionales corridos para pagar el impuesto sin intereses.

Habrá algunas excepciones: las pymes que comenzarán a tributar la retención a partir de los 600.000 dólares de exportación y los monotributistas que presten servicios en el exterior; ya que la categoría H (máxima para servicios) puede facturar hasta pesos 1.15 millones por año o menos de u$s 30.000.

Cabe mencionar que está pendiente de publicación la reglamentación por parte de AFIP. Que deberá dictar las normas complementarias e interpretativas para hacer operativo el gravamen. Esto es fundamental ya que el decreto mencionado ha generado incertidumbre en varios sectores como por ejemplo el transporte internacional de carga.

]]>