El brote de coronavirus está generando disrupciones en muchos sectores de la economía y el mercado inmobiliario no permanece inmune ante esta situación donde especialistas afirman que veremos cambios importantes en la forma en que se diseñan y desarrollan las futuras viviendas. En este sentido Gaudium, líder en el desarrollo inmobiliario en Capital Federal y Gran Buenos Aires, acaba de anunciar su primer edificio con funcionalidades destinadas a reducir los contagios por coronavirus.

“Ante la situación de extrema emergencia mundial por la pandemia del Covid-19 y adelantándonos a un nuevo panorama de convivencia social, hemos adaptado nuestra línea de edificios Next para que estén totalmente preparados con dispositivos sanitizadores, desinfectantes y medidores de temperatura que permitan proteger y mejorar la calidad de vida de cada una de las personas que lo habitan”, afirma Damián Lopo, fundador y director de la compañía.

Next Bustamante, el primer edificio de la empresa ubicado en pleno corazón de Recoleta, se estrenará en los próximos días y cuenta con las siguientes características:

  • Cabina o túnel sanitizante con ozono en el acceso al edificio que permite, a la persona que lo atraviesa, ser desinfectada.
  • Alfombras sanitizantes en los palieres y áreas comunes.
  • Dispensers automáticos de alcohol en gel en la entrada del edificio.
  • Medidor de temperatura a distancia en el hall principal.
  • Sala para videoconferencias totalmente equipada en el SUM del edificio y WiFi integral en todo el edificio
  • Señaléticas con indicaciones y protocolo de sanidad.
  • Tótem de vigilancia virtual que supervisa a distancia la seguridad del edificio.
  • Cerraduras biométricas, por tarjetas contactless para evitar el contacto con puertas o picaportes.
  • Detectores automáticos de movimiento para iluminación de palieres y áreas comunes.

“Si bien muchas de estas medidas son de prevención y seguridad higiénica, hoy en día y en el futuro son indispensables. El mundo como lo conocíamos cambió y es importante entender este cambio a la hora de elegir dónde vivir”, advierten desde la empresa.

Sin embargo, Lopo asegura que el cambio de preferencias en el mercado inmobiliario no responde sólo a cuestiones sanitarias, sino también a la búsqueda de una mejor calidad de vida, en el que el la tecnología y el espacio individual adquieren un mayor protagonismo.

Todos los propietarios e inquilinos del edificio tendrán instalada una aplicación de domótica diseñada a medida que les permitirá controlar las cámaras, accesos, climatización o iluminación del hogar. Todo el edificio tiene además instalado en el techo paneles fotovoltáicos y termotanques solares que permitirán un ahorro en el consumo eléctrico general.