El intendente Ulpiano Suarez comunicó este jueves el lanzamiento del Plan de Reactivación Urbana, que se estructura alrededor de seis ejes: gestión del suelo, incentivos fiscales, sustentabilidad urbana, modernización del Estado, mejoramiento de infraestructura y espacio público, y planes de incentivo complementarios.

Sus principales objetivos son promover la construcción, generar fuentes de trabajo, contribuir al desarrollo de una ciudad sostenible y agilizar los procedimientos administrativos. Diversas áreas de la Municipalidad de Mendoza participaron en el diseño, a fin de lograr una planificación coordinada y enriquecida por múltiples aportes.

El jefe comunal explicó que las medidas anunciadas surgieron, por una parte, con la intención de superar el contexto de pandemia y estancamiento económico, signado por proyecciones de desempleo para la provincia mayores a 15%.

“Nuestro interés es lograr que el sector privado genere riqueza y trabajo”, remarcó. Por otra parte, señaló que las políticas fueron pensadas para indicar “cómo y dónde es necesario que se construya en la Ciudad”.

Por tal motivo, se alinearon con los objetivos del Plan Municipal de Ordenamiento Territorial, que propone un desarrollo equilibrado, continuo, diverso y sustentable.

El mandatario recalcó también que el Plan de Reactivación Urbana permitirá avanzar hacia la compactación y la policentralidad de la Capital. “Nosotros tenemos que pensar en una ciudad con muchos centros porque lo que tenemos que buscar es que los vecinos y las vecinas puedan satisfacer sus necesidades esenciales sin tener que utilizar el vehículo o realizar grandes desplazamientos”, planteó al respecto. Según expuso el funcionario, esto permitirá “regular la urbanización hacia el piedemonte y lograr un diseño urbano más eficiente”.

El plan, en detalle

El municipio enfrenta el desafío no solo de superar las consecuencias de la pandemia, sino también de implementar medidas que creen bases sólidas para el crecimiento futuro. Es por esto por lo que apuesta a la evolución del Plan de Renovación Urbana, impulsado por la administración anterior para hacer de la Ciudad una metrópoli accesible, sustentable y moderna. El equipo de gobierno actual se propuso enriquecer esta iniciativa con una gestión de triple impacto, que contempla el desarrollo económico, la inclusión social y el cuidado ambiental. Además, se comprometió a reactivar la economía y generar puestos de trabajo, a través de las siguientes acciones:

  • Fomentar la construcción en el marco de un desarrollo urbano sostenible.
  • Dinamizar la gestión de suelo para avanzar en la policentralidad.
  • Desarrollar una ciudad más inclusiva y sostenible.
  • Agilizar trámites y aprobaciones.
  • Mejorar la infraestructura y el espacio público.

Gestión del suelo

Uno de los pilares de la reactivación urbana consiste en actualizar la ordenanza que regula el uso del suelo. Esto se complementará con acciones destinadas a promover actividades económicas complementarias a lo habitacional. Como soporte de esta medida, se creará una normativa para la organización del espacio público, con el objetivo de regular su ocupación y ordenamiento. Paralelamente, se lanzará un fondo para el financiamiento de infraestructura, que se integrará con las retribuciones compensatorias contempladas en la normativa vigente.

La Municipalidad de Mendoza persigue también como fin la regularización de las obras privadas no declaradas. Por tal motivo, ofrecerá beneficios fiscales para aquellas que se presenten espontáneamente a relevamiento. Estas construcciones quedarán exceptuadas de pagar multas durante los seis meses posteriores a la aprobación de la ordenanza que instituye el Plan de Reactivación Urbana. Deberán abonar únicamente los aforos.

Vale destacar que tanto la gestión del suelo como los distintos beneficios fiscales contemplados en la iniciativa anunciada fueron ideados teniendo en cuenta los resultados de un relevamiento que realizó la comuna.

Dicho sondeo permitió cuantificar el pasivo urbano (construcciones de adobe, baldíos, galpones y playas) de cada una de las secciones. La Primera (24,7%), la Tercera (24,1%) y la Cuarta (25,6%) son las tres con mayor presencia de vacíos, por lo que se dispusieron compensaciones especiales para los proyectos que se emplacen allí. Con ello, se buscará promover que la expansión de la Ciudad sea equilibrada, para lograr una mayor densidad poblacional en zonas actualmente desaprovechadas.

Incentivos fiscales

El plan busca impulsar la economía capitalina por medio de incentivos fiscales para desarrolladores inmobiliarios, que podrán solicitarlos hasta el 30 de junio de 2021. Para las obras nuevas que comiencen dentro de los seis meses posteriores al otorgamiento del permiso de inicio, se ofrecerá una bonificación del 50% en el pago de los aforos de edificación. Si pertenecen a la Primera, la Tercera o la Cuarta Sección, se les otorgará además un crédito de las mismas características, es decir, 50% de rebaja. Esta merma podrá ser utilizada tanto para la misma construcción, por lo que la quita sería del 100%, como para otra u otras a ejecutar después del 30 de junio de 2021 en cualquier zona capitalina.

Los desarrolladores de proyectos de cuatro unidades habitacionales o más contarán con incentivos especiales, por contribuir a garantizar el acceso a la vivienda y, por consiguiente, a reforzar la inclusión social. El municipio dispuso favorecer a todos ellos con una exención del 100% en el pago de los aforos de construcción. Aquellos realizados en la Primera, la Tercera o la Cuarta Sección accederán además a un descuento equivalente (100%), que se podrá emplear para otra u otras obras nuevas a iniciar después del 30 de junio de 2021 en cualquier zona capitalina. Tal como en el caso anterior, este beneficio podrá solicitarse hasta la fecha antes señalada.

Por otra parte, la Municipalidad estableció beneficios fiscales para los vecinos y las vecinas. En el caso de obras nuevas de viviendas unifamiliares o locales comerciales, se otorgará una exención del 50% en el pago de tasas por un año, contado desde la finalización del proyecto. Si estas se encuentran en la Primera, la Tercera o la Cuarta Sección, la rebaja corre por el plazo de dos años. Los proyectos de cuatro unidades habitacionales o más también acceden a una bonificación en el abono de tasas por un año, aunque en su caso es del 100%. Si los emprendimientos pertenecen a alguna de las tres zonas ya mencionadas, estarán eximidos por dos años.

Sustentabilidad urbana

El desarrollo de un modelo de ciudad sostenible constituye uno de los ejes de la gestión de triple impacto que promueve la comuna. Con esta visión en mente, es que se fijarán estándares de construcción sustentable mínimos, que quedarán establecidos en el Código Urbano y de Edificación de la Ciudad. Cada proyecto recibirá un certificado de categorización según las estrategias edilicias que implemente. Los criterios que se tendrán en cuenta para la clasificación son los siguientes:

  • Apartado constructivo: uso de elementos constructivos para la regulación de transmitancia térmica y el control y la reflectancia solar. Presencia de superficies de áreas verdes/permeables.
  • Apartado tecnológico: empleo de tecnología para uso eficiente de iluminación, electricidad y agua sanitaria y de riego.
  • Gestión de residuos: durante la obra y la etapa de funcionamiento.

La Ciudad también propondrá una bonificación de hasta el 100% en el pago de tasas por un año para aquellas obras nuevas o existentes que demuestren estrategias de construcción sustentables. El porcentaje de la rebaja dependerá del grado de implementación de los requerimientos dispuestos en la ordenanza vigente. Un aspecto a destacar es que este beneficio es acumulable con los descuentos señalados anteriormente para emprendimientos de cuatro o más unidades habitacionales.

La Municipalidad promoverá además la urbanización sustentable por medio de un Crédito Urbano, que estará disponible para obras nuevas que superen el puntaje mínimo de sustentabilidad requerido. Los desarrolladores podrán utilizarlo como factor de ocupación total (FOT) ya sea del mismo proyecto o de otro a ejecutarse en la Ciudad en el plazo de un año. Otra posibilidad es emplearlo como exención de hasta el 100% del pago de aforos para otra construcción a realizar en el municipio en un periodo de hasta 12 meses. Vale destacar que si la edificación nueva pertenece a la Primera, la Tercera o la Cuarta Sección, el desarrollador acumulará los créditos de FOT y de aforos descriptos, que se agregan al incentivo fiscal propuesto para obra nueva.

Finalmente, se concretará la regulación de las empresas de contenedores de residuos de construcción y demolición. Para ello, se creará un registro para identificarlas y se les solicitará un certificado de disposición final. El objetivo es el control y el desmantelamiento de los vaciaderos informales a cielo abierto que suelen instalarse en el piedemonte y las adyacencias del parque General San Martín y de los barrios del oeste de la Ciudad.

Modernización del Estado

Un avance hacia la modernización del funcionamiento interno será dinamizar los procedimientos de obras privadas, a través de una reingeniería administrativa. Esta última se realizó a partir de un relevamiento de los procesos, que condujo a la eliminación de algunos y la simplificación de otros. Además, se apostará a la digitalización como alternativa para acortar tiempos, facilitar trámites y disminuir el uso de papel. Una de las acciones principales será implementar un nuevo sistema digital de gestión de obras privadas de punta a punta, por lo que desde que se inicia el expediente hasta que finaliza la construcción todas las gestiones podrán realizarse de forma electrónica. El software será proporcionado, a través de un convenio, por el Colegio de Arquitectos de Mendoza (CAMZA).

Otro paso importante será actualizar las normativas de aplicación en edificaciones sismorresistentes, contempladas en el Código CIRSOC. Esto contribuirá, por un lado, a dinamizar la construcción y, por el otro, a evitar la informalidad. Como complemento, el personal municipal recibirá capacitaciones en tendencias de sustentabilidad, especialmente, en nuevos sistemas constructivos y energías renovables. Ambas acciones permitirán contar con obras seguras y amigables con el ambiente.

Mejoramiento de infraestructura y espacio público

La comuna prevé apalancar el crecimiento de la Ciudad realizando obras para el desarrollo urbano sostenible, que harán posible la mejora del espacio público y vial. Estos trabajos de infraestructura también ayudarán a la integración territorial, la universalización de servicios básicos, el acceso a la vivienda y la promoción del transporte sustentable. En lo que va de la gestión, la Municipalidad ha encarado con estas finalidades los siguientes proyectos:

  • Plan Integral La Favorita – V etapa: inversión de $514 millones. Acceso a servicios básicos, redes viales y peatonales, y obras de infraestructura urbana. Posibilidad de escriturar viviendas y terrenos, y de disfrutar de mejores plazas y espacios verdes. Beneficios para mil familias de once barrios.
  • Plan de Vivienda Municipal: inversión público-privada mediante fideicomiso al costo. Construcción de 80 departamentos para combatir el déficit habitacional. Propuestas constructivas surgidas del Concurso Nacional de Vivienda Sustentable. Actualmente, en instancia de definición del proyecto ejecutivo.
  • Reconstrucción de losas y cruces de calzada: inversión de $44 millones (financiamiento con fondos del programa nacional “Argentina Hace II”). Mejora de las condiciones para un óptimo tránsito urbano.
  • Reconstrucción de veredas: inversión de $23 millones (financiamiento con fondos del programa nacional “Argentina Hace II”). Refacciones destinadas a brindar una plena accesibilidad al tránsito peatonal.
  • Construcción de nuevas ciclovías: creación de 10 km propios nuevos. Se suman a los cerca de 9 km previstos en la nueva red de ciclovías del Área Metropolitana de Mendoza, que se llevará adelante en coordinación con el UNICIPIO.
  • Plan Integral de Bacheo 2020/2021: inversión de $9.5 millones. Reparaciones pensadas para mejorar la circulación por las calles de Ciudad. Más de 150 reparaciones concretadas en dos meses.

Planes de incentivo complementarios

El Plan de Reactivación Urbana se suma a otras políticas de estímulo que ha implementado la comuna para dinamizar la economía. Por medio de los programas Enlace y Mendoza Activa, el municipio busca promover las inversiones en la Ciudad. El primero consiste en un entrenamiento laboral certificado, destinado a personas en situación de desempleo. El segundo ofrece reintegros para inversiones privadas en construcción, comercio o servicios. A las tres iniciativas mencionadas se agregan los beneficios fiscales para vecinos y comercios por la pandemia, y las capacitaciones que brinda la Municipalidad.