Periodista

Si se presta un poco de atención, en distintas zonas de Mendoza se observan carteles de casas en venta. Incluso, en algunas cuadras se juntan dos o tres “se vende”. El principal motivo es la importante retirada de las viviendas que se alquilaban y que –a medida que fueron venciendo los contratos- empezaron a quedar vacías y a la venta.

Si bien este crecimiento ha impactado en el mercado con una moderada baja en los valores, lo cierto es que –más allá de los carteles y avisos- son pocas las transacciones que tienen final feliz.

Aunque no hay números precisos sobre el tema, sí se pueden ofrecer varios que pintan el actual panorama del mercado. Desde la plataforma de oferta inmobiliaria Inmoclick –que reúne más de 12.000 avisos solo de Mendoza y cuenta con 93.000 usuarios únicos de esta provincia- muestran que entre el último trimestre del año pasado y el primero del actual, la oferta de propiedades en venta creció entre 10% y 13%.

En este contexto, las que menos aumentaron fueron las publicaciones de lotes mientras que la de departamentos y casas repuntaron un poco más. Desde el Portal aclaran que hay que tener en cuenta que en estos números también hay que contar un incremento en la cantidad de sus clientes y avisos, pero sí observan el fenómeno de la suba en la oferta.

Santiago Debé, de la inmobiliaria que lleva su nombre, comentó que la mayor cantidad de casas para la venta se debe a todos los inmuebles que salieron del mercado locativo dadas las restricciones impuestas por la famosa ley de alquileres –agravadas por la obligación de presentar los contratos en AFIP- para irse a la compra- venta.

“No hay que olvidar que la renta anual por alquiler es muy baja, por lo que muchos propietarios están cansados de las presiones por una ganancia que es mínima”, completó Debé.

En el tema alquileres, los números sí son elocuentes. También en base a los datos que recolectó Inmoclick para Econstrucción, cayó más de 50% la cantidad de inmuebles que ellos tenían en la sección de alquileres. De hecho, históricamente han ofrecido unas 2.000 propiedades para tal fin y ahora tienen 980, de los cuales 230 son locales comerciales.

“Nunca, en nuestros 15 años de historia, hemos tenido una oferta tan baja en esta área”, enfatizan desde el Market Place sobre real state. En este contexto –y también según los datos ofrecidos por la Plataforma- los alquileres tuvieron aumentos anuales entre el primer trimestre de 2020 y el primero de este año de entre 24% y 115%. El promedio en los valores de los avisos publicados ronda el 60%.

Más allá de esta situación denunciada hasta el cansancio desde el rubro inmobiliario y del crecimiento en el mercado de compra venta, también desde el mismo sector admiten que el crecimiento en la oferta no ha impactado en una mejora de las ventas. Al respecto, el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Mendoza, Estanislao Puelles Millán, sumó que hay propietarios que están dispuestos a esperar 6 o 7 meses luego de sacar su inmueble del alquiler antes que causarse problemas o dolores de cabeza dados por los controles y restricciones impuestos por la ley.

Miguel Ángel Astorga, de la inmobiliaria Astorga, convalidó el incremento en la cantidad de casas en venta dado el achique del mercado locativo, pero admitió que las operaciones no terminan de concretarse –entre otras cosas- por la brecha entre el dólar blue y el oficial ya que “el que tiene los billetes quiere hacerlos valer mientras que el que vende, a veces, se quiere salvar”.

De este modo, no hay acuerdos posibles y pese a que se viene observando cierta reactivación en el mercado (impulsada por los inmuebles pactados en su justo valor), los números distan de ser positivos.

A esta suerte de distorsión se suma la ausencia de crédito hipotecario así como la incertidumbre económica y la crisis reinante.