– ¿Te sentís embajadora de Mendoza en lo que a turismo y vino se refiere?

Yo me siento orgullosa de formar parte de todo el crecimiento de Mendoza. Creo que en los últimos 15 años se ha invertido mucho en la provincia. No sólo la parte hotelera, sino también las bodegas, las agencias y el ministerio de Turismo ha hecho mucho por la provincia. Me siento una más en este engranaje del turismo de calidad de Mendoza.

– ¿A qué viene el extranjero y qué le gusta?

Al extranjero que viene le gusta comparar las diferentes regiones, les gusta ver cosas diferentes, han estado en Sudáfrica, en Napa Valley, en Italia y le gusta ver qué hay de diferente en Mendoza. Y aquí los sorprendemos con un excelente clima, muy buena gente, cordialidad y está todo muy preparado para el turismo, hay mucha comunicación entre las bodegas, y cada uno ofrece algo diferente. Eso es lo que vienen a ver, y se lo cuentan unos a otros.
– ¿Cómo nació Cavas Wine Lodge?
 
Soy hotelera, estudié hotelería cuando tenía 18 años y estuve trabajando en México, España y en el Sur de Argentina, y buscaba hacer algo propio en un lugar donde también pudiera criar a mis hijos. Y Mendoza resume todo, la provincia me recibió muy bien, es un lugar muy amigable.
Creamos un concepto de hotel, entre los viñedos, es algo que soñamos y lo llevamos a cabo hace 10 años.
– ¿Cuáles son los principales mercados?
Estados Unidos, Inglaterra y también hay algunos europeos, y mucho brasilero. Pero también tenemos mucho público de Argentina que viene a Mendoza, gente que sabe cada vez más. Si uno ve la explosión del vino que hubo en los supermercados en la provincia es muy fuerte. Hace 20 años había 5 o 6 grandes empresas con marcas de vino, y ahora hay muchos más actores y diversidad. La gente viene a ver eso, ese contacto, viene también de Chile y del resto de Sudamérica, hay mercados todavía por explotar.
– ¿Por ejemplo?
Hay que estudiar y apuntar a mercados Colombia, México, Perú, muy pujantes porque tienen excelente gastronomía y el vino complementa muy bien con esos mercados.
– ¿Cómo ves a Mendoza como plaza enoturística?
Mendoza está muy bien ubicada como plaza enoturística porque la gente ha invertido con mucha calidad. No podemos criticar algo que está bien hecho. Las empresas han invertido en arquitectura, en experiencia al cliente, en vinos, la expresión del vino y lo que la gente prueba en la copa va por todo el mundo, y la gente viene a ver eso.
No es que le falte mucho, solamente explorar distintos mercados para seguir complementando la oferta turística
– ¿Proyectan nuevas inversiones en el hotel?
Seguimos trabajando en la calidad. Queremos que cada huésped que llega a Mendoza se vaya con una experiencia fabulosa, que le cuente a otra persona, y que traiga a otra gente que conoce, primos y amigos, parientes. Hay que generar el boca en boca, que es lo más fuerte y efectivo para traer turismo de calidad, independientemente de la economía y de lo que pasa en el país. El hotel cuenta hoy con 17 habitaciones, y unas villas nuevas que hicimos en el 2013. 

– ¿A qué tipo de cliente apuntan?

Trabajamos para llegar a un cliente AB1, que es el segmento que nosotros necesitamos en Mendoza, y por eso son muy importantes las calificaciones internacionales. Estamos haciendo mucho por trabajar en la calidad, y cuando uno se concentra en la calidad y pone lo mejor de sí, es muy difícil que te vaya mal. En eso hay que trabajar, en estándares, en alto nivel de servicio, para que no haya nadie que se vaya insatisfecho, es un trabajo de hormiga, no es fácil…

– ¿Cómo ve la política turística de Mendoza?

He visto la evolución de Mendoza en estos 10 años y estoy orgullosa de todo el trabajo que ha hecho el ministerio de Turismo. Si uno lo compara con otras provincias y con otros lugares en el mundo, Mendoza invierte en muchos programas, por ejemplo al calendario de vendimia le ha sumado otros atractivos y productos como Música Clásica en los Caminos del Vino, Tango en septiembre, buscando siempre romper la estacionalidad, y abrir nuevos nichos para el turismo. Es decir siempre en movimiento y siempre buscando la excelencia en los productos. Repito, si uno lo compara con otras regiones, Mendoza da un muy buen ejemplo en el tema turismo.
]]>