La pregunta del millón y que nadie parece tener respuesta. ¿Cuánto tiempo tarda hoy en venderse una propiedad publicada?. Para los inmobiliarios depende de muchos aspectos, la ubicación de la unidad, el estado y por su puesto su precio. En promedio se calcula que un inmueble que cumple con estos requisitos puede conseguir nuevo dueño en un periodo que va entre 6 y 9 meses.

“Es difícil, cada propiedad tiene su historia. En un escenario normal con estabilidad y créditos hipotecarios, debería venderse en dos meses, ahora en esta realidad si todos los planetas se alinean debería tardar como mínimo seis meses”, dice Daniel Bryn fundador de Invertir Real Estate.

Pero qué significa que los planetas se alinean; “que esté bien publicada, que esté bien posicionada en los buscadores, con un precio competitivo. Si yo te dijera que en un edificio hay 100 unidades que se venden, el tuyo debería estar entre los 10 más baratos para que se comercialice en este periodo”, indica el especialista.

El propietario debe ser flexible y tiene que ir retasando la unidad cuando hay muchas objeciones por parte de las visitas que no convalidan el valor. “Creo que hoy en seis meses se puede vender. Pero no es lo mismo este semestre o el semestre del año que viene, no es un dato estadístico, hoy dependemos del contexto económico y la política, no solo del buen accionar de los inmobiliarios, hay factores externos que hacen que se complique el escenario”, explica.

Los plazos de venta se extienden mes a mes por un cúmulo de factores. El primero, la Ley de Alquileres, generó la quita de inmuebles en el mercado locativo para volcarse a la venta. Este fenómeno se potenció aún más con la implementación del DNU en el marco de la pandemia el año pasado, generando un sobre-stock de unidades a la venta.

Cada mes el mercado inmobiliario bate un nuevo récord con propiedades a la venta. En total existen hoy 164.221 unidades publicadas en venta, de ese número 121.898 son departamentos. Este número muestra un alza del 22,6% interanual y del 25% acumulado de este año solamente. “Es mucho, significa que hay un cuarto más de departamentos en venta en 10 meses, lo cual es una cifra muy alta”, describe Bryn.

Y este dato no es menor. Al haber mucha competencia, los tiempos para vender un inmueble parecen extenderse aún más. Además el clima electoral complica la decisión de compra porque la mayoría espera que se definan los resultados del 14 de noviembre antes de tomar una decisión. “En Estados Unidos, el promedio es de 15 días, estamos muy lejos de ese mercado”, reconoce.