Por Juan Pablo Parapuño

Periodista

 

Por primera vez en la historia, a raíz del COVID 19 y todas las restricciones impuestas al turismo, las bodegas de Mendoza sólo pudieron recibir a turistas locales, que por suerte acompañaron las diversas propuestas ocupando la totalidad de los espacios disponibles en las bodegas que decidieron abrir sus puertas.

Si hay una actividad que se ha visto afectada durante esta pandemia, ocasionada por el COVID 19, es precisamente el turismo. Mientras en la provincia hay hoteles que cierran sus puertas y prestadores turísticos que están en estado de alarma total, las bodegas hacen un balance del mes de julio con una ocupación del 100% de sus espacios gastronómicos, dentro de esta nueva normalidad.

Todo indicaba que julio no iba a ser un buen mes para el turismo, la imposibilidad de viajar desde otras provincias o el exterior; sólo dejaba la opción del turismo local, esos “mendocinos” que durante años se habían sentido excluidos de las propuestas y veían al turismo del vino como algo caro e inaccesible.

Sin embargo, propuestas innovadores con precios super competitivos, buenas estrategias de comunicación, marketing y redes sociales; sumadas a las vacaciones de invierno, Día del Amigo y feriado de Patrón Santiago, hicieron que aquellas bodegas que apostaron al público local, resultaran ganadoras logrando un promedio de ocupación total, dentro de la nueva normalidad que permite el 50% de ocupación de espacios gastronómicos.

Bodega Andeluna

Fue una de las primeras en ofrecer propuestas desestructuradas, ya sea en el menú de sillones, atardeceres únicos y media tardes con chocolate, brunchs, degustación por copa de vino o almuerzos maridados por $1200. Mariana Cerutti, Hospitallity Director, comento: “Al crear propuestas ajustadas al modelo de consumidor mendocino, a partir del vino como protagonista, estuvimos con la capacidad máxima permitida durante todo julio logrando una ocupación total y sin cupo hasta mediados de agosto”.

Casa El Enemigo Vigil

Fue una de las bodegas que decidió abrir sólo para fechas especiales como el feriado del 9 de Julio o el Día del Amigo, y luego todos los fines de semana. La propuesta incluye un menú maridado de 5 pasos por $2500 o de 7 pasos por $3200. José Cahiza destacó la gran afluencia que han tenido de público no sólo del Gran Mendoza, sino también de Valle de Uco y Zona Este, sobre todo San Martin, un público ávido de conocer nuevas bodegas y experiencias. El restaurante de la bodega, trabaja con reserva anticipada debido a la gran demanda que tienen cada fin de semana, tomando en cuenta la nueva modalidad.

Otaviano Bodega y Viñedos

Tras mantenerse cerrada más de 115 días a los visitantes, el primer fin de semana largo de Julio reabrió sus puertas nuevamente recibiendo a familias y amigos que llegaron para distenderse a los pies de la imponente y blanca Cordillera de Los Andes ofreciendo desde menús de 3 pasos por $1400 por persona y tablas de quesos y fiambres acompañada de un dúo de empanadas por $700. “Tanto el feriado del 9 de Julio como el Día del Amigo, estuvimos con las reservas completas (40 cupos) teniendo en cuenta las nuevas restricciones del 50%” aportó Leticia Viazzo, Sales & Marketing, de la bodega.

Bodega Lagarde

Abrió sus puertas el 5 de junio, ofreciendo menú a la carta, a los pocos días sumaron un menú de 3 pasos. Además, es una de las pocas bodegas que abren viernes y sábado por la noche, con una promo de 2×1 en coctelería. Opciones que hacen que tengan una ocupación total cada fin de semana.

Bodega Kaiken

Una de las novedades enogastronómicas de julio, fue la apertura del restaurante de la bodega Kaiken “Ramos Generales” con el reconocido chef Francis Mallman, quien encendió nuevamente su fuego para volver a recibir comensales con un menú informal y descontracturado, que ofrece al visitante saborear exquisitas empanadas mendocinas y sándwiches gourmet, acompañado de ricos vinos copa en mano, inmersos en un paisaje sin igual. Una propuesta con gran aceptación del público que hay que reservar con semanas de anticipación, debido a la gran demanda.

Susana Balbo Wines

Por su parte Claudia Ortiz, encargada de turismo y hospitalidad de la bodega Susana Balbo Wines destacó que allí ofrecen un menú de 4 pasos maridado con vinos, y la posibilidad de elegir entre 2 opciones de entrada, 4 de principal y 2 de postre más appetizer y copa de espumante por $1800. También están adheridos al programa de bodegas unidas con un menú de dos pasos a $1200. La bodega abre de viernes a domingo y están al 100% de la capacidad permitida. “Lo bueno es que ahora la gente hace reservas hasta una semana de anticipación. Hasta mediados de agosto tenemos reservas tomadas. Debido a que llenábamos nuestro restaurante Osadía muy rápido, decidimos abrir Espacio Críos con una propuesta de asado, entradas, parrilla y postre con maridado cada paso a un valor de $1.800”, agregó Ortiz.

Susana Balbo Wines

Sin dudas estamos finalizando un mes que superó ampliamente las expectativas de aquellas bodegas que decidieron abrir sus puertas y ver cómo el público local las acompañaba. El desafió de seguir con ocupación total continuará durante el mes de agosto ya que para el mes de septiembre en adelante hay más de 5.000 pasajes aéreos vendidos