De Luján al mundo: el estudiante de ingeniería que inventó un robot para Marte

Marcos Bruno, de 22 años, logró atraer las miradas de los expertos de Estados Unidos y China con sus proyectos y desarrollo tecnológico.

Compartir

Marcos Bruno es un estudiante de ingeniería mecatrónica de la Universidad Nacional de Cuyo que ha logrado imponer sus trabajos tecnológicos en el exterior, generando la aprobación de la NASA y la atracción de los científicos para mejorar sistemas de salud.

El joven lujanino tiene 22 años, es un apasionado por la lectura y la música, pero su fuerte es la ingeniería mecatrónica, a través de la cual ha sabido ganarse el reconocimiento y aprobación de empresas internacionales como la NASA, desde donde aprobaron su proyecto de instalar un GPS en el planeta Martes.

Para dicho trabajo presentó un robot que permitía una exploración variable y con mayor alcance de conexión con la base de estudio, algo que hasta su presentación no había podido ser logrado. Esto le valió para ser invitado a viajar a Estados Unidos, a la base Mars Desert Research Station de la Mars Society, donde presentó su robot y además vivió dos semanas como astronauta en un programa de simulación de Marte.

La Legislatura provincial distinguió a Marcos por su desempeño en el desarrollo tecnológico.

Marcos destacó que sus avances tecnológicos y su entusiasmo por innovar fueron inculcados desde pequeño por su familia, donde el arte, la música y la lectura ocuparon siempre un lugar fundamental en la crianza. También señaló que el cine y la ciencia ficción despertaron en él la curiosidad por investigar.

Luego de dar un curso de Robótica en la Casa del Futuro de Luján a jóvenes estudiantes, el lujanino fue distinguido por la Cámara de Diputados de la provincia por sus trabajos y desarrollos tecnológicos y aporte a la ciencia, como su participación en la implementación de un microscopio el cual tiene de costo un dólar y que es utilizado en el diagnóstico de cáncer de cuello uterino.

Recientemente, Marcos se capacitó en el Global Entrepreneurship Summer School (GESS) en Shanghái, China, tras ser seleccionado para formar parte de los 35 estudiantes de todo el mundo que desarrollan soluciones emprendedoras que respondan a los desafíos más importantes de la ciencia.