El concurso “De Productor a Empresario” ya tiene a sus ganadores y por primera vez el primer premio se quedó en San Juan: un grupo de hermanas de apellido Puerta logró el máximo galardón del certamen que busca incentivar el emprendedorismo y la visión empresarial en los jóvenes productores y premiar las mejores ideas.

El proyecto ganador fue el de un vivero vitivinícola en Albardón para propagar varietales como Moscatel de Alejandría o Grecco Nero, entre otros, que tienen pocas hectáreas implantadas y tienen excelentes características enológicas.

Para ello, el proyecto busca generar una estructura tipo vivero que permita hacer la propagación de estos varietales y promover la reconversión vitivinícola. Además, el proyecto demanda contar con un contenedor de refrigeración para poder almacenar los esquejes necesarios.

El programa “”de productor a empresario” lo realiza la unidad ejecutora de Productores de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) y busca desarrollar y aportar herramientas para profesionalizar la gestión de las explotaciones de manera de reducir costos y mejorar la productividad en el sector primario.

De la convocatoria participaron ideas proyecto de personas vinculadas a la actividad (productores, hijos o nietos de productores, etc.) de entre 18 y 40 años y que debían presentar proyectos asociativos que involucren a tres personas como mínimo.

De los participantes, se preseleccionaron nueve propuestas con las cuales se armó un taller en la provincia de Mendoza el pasado 5 de diciembre. A partir de ese momento, los organizadores hicieron un análisis con el equipo técnico de Productores, del cual resultó la terna ganadora del primero, segundo y tercer premio en dinero que se entregaba en este concurso.

En las próximas semanas se harán efectivos los premios, no en dinero sino en compra de insumos, herramientas, materiales y demás requerimientos con el objetivo de fortalecer cada proyecto.