PIDO es una plataforma online que permite realizar envíos de frutas, verduras y vinos a domicilio. El proyecto nació como una nueva unidad de negocios de la agencia creativa YG liderada por Mariano Gioia, Sebastián Yañez y Gonzalo Yañez.

El economista Diego Santamarina está a cargo de la dirección del proyecto y Fabián Contigliani es el CTO (Chief Technology Officer) y Scrum Master (facilitador).

“PIDO estaba en los planes de la agencia y se aceleró teniendo en cuenta las tendencias mundiales de comprar todo tipo de productos de manera online, entre ellos, los de primera necesidad. Estamos en una etapa inicial del emprendimiento, lo vamos construyendo de a poco, validando etapas y atendiendo necesidades que surgen en el camino. La inversión inicial fue de USD 6000 e incluyó el desarrollo tecnológico, los primeros testeos y la puesta en marcha” indica Diego Santamarina.

¿Cómo funciona la plataforma?

Por un lado, a las verdulerías y bodegas, PIDO les ofrece el servicio de organización, administración, logística y delivery de sus productos a través de la página www.pido.casa a cambio de un porcentaje de la facturación. Por el otro, al consumidor final, la comodidad de hacer su compra online y recibir su pedido a domicilio.

“Notamos que la mayoría de las verdulerías brinda el servicio de delivery por WhatsApp mientras atiende al público, lo que en ocasiones genera errores, demoras o dificultades en la logística. Incluso, las bodegas tampoco tienen resuelta la llegada al consumidor final. La idea es conocer bien cada negocio, sus problemáticas y encontrar en conjunto soluciones de venta y logística.

El economista Diego Santamarina está a cargo de la dirección del proyecto.

A diferencia de las grandes plataformas de delivery actuales buscamos que esta herramienta nos sirva a todos, tanto a los creadores del proyecto, como a los vendedores, a quienes se encargan del reparto y al cliente final”, explica Santamarina.

“Por el momento contamos con el servicio de envío de frutas, verduras y vinos de la Bodega Casarena y la respuesta del público ha sido positiva. Proyectamos abrir una lista de espera para comercios que deseen incorporarse y crear una aplicación para los pedidos que hoy se hacen a través de la web”, adelanta.

La solidaridad presente en el proyecto

“Durante estos meses de pandemia comenzó a funcionar un comedor en el asentamiento Piedras Blancas (cerca de La Estanzuela) a cargo de un grupo de mujeres del barrio que alimenta diariamente a 150 niños y niñas. Desde PIDO decidimos colaborar con una donación semanal de frutas y verduras.

Para concretar este compromiso que asumimos invitamos a la comunidad a sumarse a través de donaciones que recibimos cuando llevamos los pedidos a domicilio y hemos recibido gran apoyo. La semana pasada hicimos la primera entrega de mercadería al comedor y fue muy gratificante”, comenta el director del proyecto.