Fede Pettit, quien durante 4 años fue el manager de Universo Vigil, se desvinculó hace poco más de un mes de todos los proyectos gastronómicos que lidera el reconocido winemaker Alejandro Vigil.

Pettit había llegado de Buenos Aires para gerenciar Abrasado, el restaurante de Bodega Los Toneles, y luego de trabajar un año junto a los Millán, recaló en Chachingo cuando se estaba en plena transformación de lo que era Casa El Enemigo para mutar a su nuevo nombre: Casa Vigil, y bajo ese paraguas se fueron abriendo distintos comercios gastronómicos como en Palmares, las cervecerías bajo la marca Chachingo en Arístides y en Juan B Justo, República Malbekiana en calle Guardia Vieja en Vistalba, lo que terminó en constituirse el Universo Vigil que engloba Casa Vigil Palmares, Chachingo Arístides, Chachingo Palmares, Chachingo Urban Tap, y Casa Vigil El Enemigo.

“Fede se fue hace un poco más de un mes y le hicimos la despedida cuando hicimos el Menú de pasos con Rossel Boher. Fede tiene vuelo propio y estar en relación de dependencia lo ataba, y tiene que volar. De hecho estamos proyectando hacer eventos de catering en conjunto con él, pero de manera independiente”, le dijo a EcoVinos/Ecocuyo Alejandro Vigil.

El winemaker comentó que “nosotros habíamos logrado independizar la gastronomía de cada uno de los lugares de acuerdo a la afinidad del cocinero con su local a cargo desde hace dos años. Desde entonces teníamos a alguien que centralizaba y unificaba las compras y los stocks, pero por fuera de la gastronomía en una coordinación”.

“Fede Pettit seguirá trabajando con nosotros, pero desde otro lugar, como partner, pero él ya tiene esa posibilidad, con todo el conocimiento que ya tenía y el que ha adquirido. Tiene las alas suficientes para tener su propio emprendimiento. Retener gente que puede volar por sí sola es retrasar su crecimiento personal”, finalizó Vigil.

Por su parte, Fede Pettit le dijo a EcoVinos/Ecocuyo: “Aproveché este tiempo para viajar a Buenos Aires y ver a mi hijo y a mi familia y ya retorné a Mendoza y estoy estudiando algunas propuestas que han ido surgiendo”.

Sobre ‘Maten al Cocinero’, el catering que realizaba junto a Vigil, afirmó que “está la posibilidad de seguir haciendo algunas cosas juntos”.

Tampoco descartó Pettit la posibilidad de hacerse cargo de cocinar en un restaurante de bodega en relación al expertise que ha ganado en el sector desde que vino a Mendoza.