El 17 de mayo se celebró el todo el mundo el Día Mundial del Reciclaje, esta fecha fue establecida en el año 2005 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con el fin de promover una mayor responsabilidad, no solo vista desde la perspectiva del ciudadano consumidor, sino de aquel que extrae la materia prima y del que la transforma en un bien de consumo.

En Argentina, cada persona genera 8 kg de basura electrónica por año, es decir, se descartan por año casi 300.000 toneladas de residuos electrónicos. Esto genera un gran problema ambiental, ya que no es basura normal como la de una casa, sino que contiene metales pesados y sustancias tóxicas muy dañinas para la salud y el medioambiente.

Actualmente no existen políticas ni leyes que le exijan a las empresas y a los consumidores realizar un tratamiento adecuado de los RAEE (residuos eléctricos y electrónicos). Por lo tanto, la gran mayoría de estos restos terminan desechados en basureros comunes, contaminando la tierra y las napas de agua subterráneas.

Además de las consecuencias negativas de desechar estos productos, se pierde la posibilidad de reciclarlos o volverlos a utilizar. De los RAEE se pueden extraer metales preciosos como oro, níquel y cobre, entre otros. Esta extracción, además de reducir los residuos, no genera consecuencias negativas en el ambiente como la minería convencional.

En el marco de esta fecha, Reciclarg, la empresa líder que se dedica hace 10 años a la recolección y disposición de residuos electrónicos, propone que, en esta cuarentena, cada mendocino separe sus residuos electrónicos y los deje en un lugar seguro dentro del hogar, para luego acercarlos a los puntos limpios, una vez que se pase a etapa cinco del Asilamiento social preventivo y obligatorio.

“El objetivo de este día, es que aprovechando que en cuarentena uno ordena el hogar, todo lo que sea CPU, teclados, televisores, cámaras, cassettes, filmadoras, auriculares y todo tipo de dispositivos fuera de uso o antiguos, puedan ser dejados en un lugar seguro dentro de nuestro hogar para luego acercarlos los puntos limpios”, comentó Andrea Nallim, cofundadora de la empresa.

Por su parte, el CEO y cofundador de Reciclarg Farid Nallim agrego: “En esta acción de impacto positivo, es importante reciclar los residuos electrónicos y así colaborar con el medio ambiente. De esta manera no extraemos recursos ilimitados del medio ambiente y con estas materias primas, reutilizadas, elaboramos otros productos que logran beneficios a largo plazo para la comunidad”.

Esta acción de concientización que realizamos en el hogar con el reciclado de residuos electrónicos tiene un doble impacto positivo, por un lado permite recuperar materiales como silicio, plásticos, oro, plata, cobre, etc. que son cada vez más escasos y por el otro reduce el impacto que estos residuos generan en el ambiente al degradarse en basurales.

Acerca de Reciclarg

Reciclarg SA es una empresa de triple impacto que se dedica a la recolección, reciclaje y reutilización de los residuos tecnológicos y la única en la provincia que se dedica a tratar la chatarra electrónica.

Las instituciones u organismos interesadas en reciclar sus residuos electrónicos pueden comunicarse vía telefónica al (+54) 9261 4219497, por whastapp +54 9 261 7009520 o acercarse a López de Gomara 921, Villa Nueva, Guaymallén.