Hacer un reporte en tiempo real para tomar una decisión a corto plazo. Instalar un sensor para controlar online el estado fenológico de las uvas. O automatizar por completo los procesos en bodega. Son algunas de las necesidades que un grupo de establecimientos vitivinícolas buscan subsanar a través de las ventajas que ofrece la transformación digital 4.0.

Ese es el nombre de un taller del que participaron 41 firmas, de las cuales 14 llegaron al sprint final para acceder a un período de consultoría y asistencia financiera. Detrás del encuentro está el Ministerio de Producción de la Nación, que así como se enfoca en la cadena vitivinícola de Mendoza con la asistencia de la UNCuyo, también hace lo propio en otros rincones del país, como en Córdoba con el maní, o la producción apícola en Tandil.

Con antecedentes en el área de sustentabilidad y calidad de productos, Piatelli es una de las bodegas que buscan sumarse a la ola 4.0. “Hay desarrollos que desconocía y pueden ser muy utiles, como un software para diseño de etiquetas”, confiesa Yoel Faura, del área de sistemas de la empresa. Y admite que “nos falta mas automatización en el manejo de viñedos y procesos de producción en general, no solo por una cuestión de costos sino para mejorar y ser eficientes”.

Por su parte, Juan Pablo Rodríguez Reta, export manager de Tierras Altas, asegura que “buscamos indagar más sobre la oferta tecnológica para las necesidades de la industria, pero adaptándonos a una coyuntura económica que no nos permite competir igual con el resto del mundo. Veo que no estamos tan lejos de la revolución 4.0, pero implica un cambio cultural”.

La bodega de Vargas Arizu acredita más avances en el área administrativa y comercial, “pero la parte de producción, pese a tener tecnología, es un poco más artesanal. Nuestra falencia esta en la conectividad para tener información en tiempo real, y apuntamos a contar con una plataforma de e-commerce eficiente”, analiza Rodríguez Reta.

Algunos casos de inversiones que llegaron a buen puerto y ya se reflejan en resultados concretos son los de Nieto Senetiner con Vivelys, y de Trivento, con la modificación de fuentes de energía en bodega y mayor control del uso y reuso de agua de riego en sus viñedos.

Son los que analizaron las bodegas participantes del taller antes de abordar un autodiagnóstico de fortalezas y debilidades, el puntapié inicial para el análisis al que sus proyectos serán sometidos antes de conocerse los resultados de la selección.

Como lo explica Cristina Scaraffia, coordinadora del programa por la UNCuyo, “el autodiagnóstico es la condición para postular. Luego se aplica un score que pondera estructuras, estrategias, como la integración en cadena con proveedores y clientes, y estandarización de procesos, para determinar un nivel A, otro B y un C. Los que llegan al primero califican, el resto indica ciertas falencias que deberán seguir trabajándose”.

Crédito fiscal, una herramienta a mano

Hacia fines de octubre, según anticipan desde la cartera de Dante Sica, se sabrán los resultados de la selección para saber quienes avanzaran con la consultoría técnica para empezar a adaptar sus procesos. Eso le abrirá la puerta a la formulación de iniciativas específicas y finalmente del Plan de Transformación Digital, la meta final.

A esa altura, será necesario financiar su costo que, aclaran desde la cartera, no será por desembolsos directos sino a través de crédito fiscal.

Según Magdalena Urdampilleta, de la Sepyme, que depende del Ministerio de Producción y lleva adelante los talleres de sensibilización y asistencia a las empresas “el crédito fiscal tiene continuidad presupuestaria incluso en el área de empleo. Además, no hay un cupo prefijado sino que se asigna a demanda”.

Entre los responsables de las bodegas sopesan pros y contras de las facilidades impositivas.

“La verdad es que antes de hacer una inversión analizamos bien el repago, y por experiencia el crédito fiscal nos ha servido bastante, por ejemplo, para certificar Buenas Prácticas”, cuenta al respecto Faura.

Empresas que participaron del Taller de Sensibilización y realizaron su autodiagnóstico:

1. COOPERATIVA NUEVA CALIFORNIA LTDA.
2. TIERRAS ALTAS
3. ESTABLECIMIENTO VITIVINÍCOLA RAICES DE JUNIN
4. LUIGI BOSCA
5. MAMARELLI WINES
6. ANTONIO GONZALEZ S.A.
7. SANTOS LUGARES
8. VIÑA SANTA ELENA
9. MATZA S.A.
10. ESTUDIO RIPA
11. MAG S.R.L.
12. BODEGA FURLOTTI S.A.
13. BODEGA PIATTELLI
14. El SUEÑO VINEYARD
15. WHT S.A.