La consigna es clara: hay que quedarse en casa hasta el 12 de abril al menos. Por eso,
durante estos días, las bodegas apelan a la creatividad y definición de planes de acción para paliar la pandemia, al menos desde lo económico.

Desde Bodegas de Argentina, Walter Pavón, su coordinador, destaca: “Nuestra recomendación es que aquellas bodegas que tienen sus canales de comercialización on line abiertos los profundicen y quienes no, intenten desarrollarlos. Si bien somos conscientes de que todo se complica con la demora en los pagos y el cierre de los bancos, la situación nos obliga a buscar nuevas oportunidades permanentemente y el mundo on line las ofrece. Incluso, antes de la pandemia, desde Bodegas de Argentina estábamos trabajando junto a las pequeñas bodegas para la promoción y desarrollo comercial, una iniciativa que potenciaremos durante estos días”.

Consumir desde casa

Una de las bodegas que ha implementado medidas proactivas, tanto internas como externas es Susana Balbo Wines.

“Estamos en contacto permanente con todos nuestros clientes (la mayoría son de afuera),
apoyando sus canales de e-commerce con acciones de marketing para incrementar el tráfico y venta on line y adelantándonos a lo que van a necesitar cuando todo esto termine de manera de contar con el stock necesario en productos y merchandising”, comenta Ana Lovaglio, gerenta de Marketing.

En cuanto a la organización interna, señala: “Cerramos el área de Turismo una semana antes de la oficialización de la cuarentena y todo el equipo está trabajando desde sus casas. Por eso estamos redistribuyendo tareas hacia el canal de e-commerce que abrimos hace un año para el mercado interno. La idea es ampliar los horarios de chat con los clientes y coordinar catas vía Skype o Hangout, entre otras actividades. Más allá de lo comercial, estas medidas apuntan a que nuestro equipo esté activo y motivado durante estos días.

De todas maneras, la energía hoy está puesta en sacar la cosecha de la mejor manera posible siendo precavidos y responsables. Para eso, hemos asignado a un equipo de 12 personas que hará la cuarentena dentro de la bodega. Hemos implementado protocolos de desinfección similares a los de los hospitales para garantizar la seguridad de los trabajadores”.

Desde el sur provincial y a través de su tienda on line, Bodegas Bianchi tiene disponible todo su portfolio de productos.

“Atendiendo la situación actual, lanzamos una promoción especial que consiste en el envío de pedidos sin cargo a todo el país sin mínimo de compra”, dice Adrián Cura, gerente de
Marketing. “Desde su lanzamiento, la bodega ha tenido un crecimiento sostenido en su canal de venta directa on line con un ritmo del 50 % mensual en volumen. El 70 % de las ventas son de productos de alta gama, es decir, vinos de más de 300 pesos”.

En cuanto a la modalidad que la bodega ha tomado por estos días, se atienden las dudas y
consultas de los consumidores por teléfono, chat y Whatsapp, todos los días hábiles, de 9 h a 18 h.

Por su parte, Bodega Trivento, también toma medidas de último momento a nivel comercial.

“Ha sido necesario adaptarnos, por ejemplo, debimos dar de baja acciones que habíamos
planteado con los hoteles y negocios gastronómicos”, detalla Exequiel Duarte, responsable
comercial de mercado interno para Cuyo.

La bodega cuenta con una tienda virtual, cuyos envíos los resuelve la empresa Andesmar.
“Hoy, el canal de e-commerce representa alrededor del 10 % de las ventas, un promedio bajo, ya que nuestra estrategia comercial global se apoya más en el canal retail. Por eso, trabajamos fuertemente con los supermercados y vinotecas, a quienes les ofrecemos descuentos extra y bonificaciones en los envíos para potenciar así, sus propias tiendas virtuales”, explica.

Bodega Los Toneles y su restorán Abrasado también apuestan al canal on line para ofrecer los mejor que tiene en materia de vinos, carnes y aceites de oliva. El canal para los pedidos es https://bodegalostoneles.mitiendanube.com

Noelia Hermida Bottino, responsable de Ventas de Bodega Budeguer en Cuyo sobre la situación actual, indica: “Estos días hubo un freno importante y esperado y también se complicó la logística de las entregas. Por eso, decidimos acompañar a nuestros clientes en las distintas acciones promocionales acorde al contexto y a las herramientas disponibles de cada uno, la mayoría trabaja de forma on line y con delivery. La bodega no cuenta con canal de ecommerce para el mercado interno, está cerrada al público desde el viernes 13 de marzo y solo está activa el área de Producción”.

Francisco Soldati, del Grupo Proviva-Chakana coincide al señalar que se espera un buen crecimiento del canal online y que esto reforzará la tendencia de ir reemplazando a la modalidad de compra presencial.

“En estos tiempos la logística es más complicada por las restricciones a circular en algunos lados y a entrar en algunos barrios. Pero los clientes entienden la problemática y saben que los pedidos pueden llegar a demorar unos días más”, señala.

De cualquier manera, para Soldati, es una tendencia irreversible: “Hace muchos años que desarrollamos el canal de venta online y creemos que el buen servicio y buenos puntos de precio son la clave para generar ventas”, indica.

Cabe destacar que, del millón de litros que Chakana produce cada año, un 30% la bodega lo comercializa de manera online.

Proyectando un escenario difícil a nivel comercial para los próximos meses como consecuencia del coronavirus, otras bodegas también están trabajando para potenciar el canal online.

Marianela Novello Arranz, respondable de Hospitalidad de Domaine Bousquet, afirma que “estamos trabajando en el desarrollo de estrategias que nos permitan afrontar los meses que vienen, enfocándonos en la venta de vino online y el desarrollo de un club de vino”.