En las inmediaciones del paso Vergara, se abrirá un centro de esquí totalmente inédito para la provincia: El Azufre. El intendente Ojeda aseguró que “será Malargüe uno de los polos de deportes invernales más importantes de latinoamérica”.

Juan Manuel Ojeda recibió la semana pasada en su despacho a los inversores del proyecto, quienes concurrieron a la cita unidos del masterplan del centro de esquí.

Daniel Nofal y José Beccar brindaron detalles importantes del emprendimiento que estará ubicado al oeste de Malargüe.

El proyecto presentado hace unos días tiene detalles más que interesantes a la hora de convertirse en el eje de la agenda invernal del turismo del esquí a nivel mundial. El emprendimiento estará ubicado en los tramos finales de la Ruta 226, como dijimos, cerca del Paso Vergara. “Será un lugar soñado para esquiadores del mundo entero; sobre todo porque hay cinco meses de nieve consolidada que forman una base generosa. Y se podrán recorrer pendientes de todo tipo”, explicó Beccar a la Agencia de Comunicación.

Como se recordará; en octubre de 2019, los inversores de El Azufre fueron recibidos por el ex gobernador Alfredo Cornejo y el -por entonces- mandatario electo, Rodolfo Suarez, quienes miraron con buenos ojos el proyecto.

Este centro tiene un detalle no menor en su haber: será el primer centro de esquí 100×100 sustentable. El master plan contempla en principio generar energía termosolar, eólica y micro hidroeléctrica. La inversión prevista supera los 200 millones de dólares.

El proyecto prevé la construcción de un centro de esquí con medios de elevación, 6 o 7 hoteles (2.300 camas), 10 restaurantes, lotes para casas y comercios que se suman a la generación de más 700 puestos de trabajo directos. La planificación se irá ejecutando paulatinamente hasta el 2024.

Los inversores Nofal y Beccar, explicaron que junto a Spinello se instalaron los últimos dos años en una base y aseguraron que esto “nos ha permitido conocer detalles concretos del emprendimiento que ya fueron volcados en el masterplan”. Citaron como ejemplo los estudios del terreno, la calidad de la nieve y de riesgo de avalanchas. “Es el lugar perfecto”, aseguraron.

“Sin el impulso de la minería como eje del desarrollo futuro -aunque no pierdo las esperanzas- es nuestra misión fortalecer el desarrollo del turismo”, expresó Juan Ojeda y agregó “a nuestras bellezas naturales se suma el esquí y todo su atractivo como opción. Es decir que habrá razones de sobra para que el turista que disfrute de Malargüe como destino seguro; quiera regresar lo antes posible” y aseguró que “una vez que pasemos la pandemia, vamos a darle un gran empuje a los deportes de invierno pero también a las fiestas populares, los eventos gastronómicos y otro tipo de competencias deportivas”.

Finalmente Ojeda lamentó la no apertura de Las Leñas por la pandemia manifestando que es una situación comprensible. “Es una pena porque la temporada invernal asomaba muy favorable. No obstante la prioridad -y lo dije en mi discurso de apertura ante el Concejo- es hoy cuidar la salud de todos los malargüinos”.