Horst Paulmann, el empresario y presidente de Cencosud, quien tiene inversiones en Argentina, destacó la gestión de Mauricio Macri y aseguró que habría que “hacerle un monumento”.

En una entrevista con el diario El Mercurio de Chile, el empresario de origen alemán afincado en el vecino país, dijo: “A Macri hay que ponerle un monumento, porque él quiso llevar a Argentina hacia una economía abierta de mercado y ojalá que alguien se atreva a hacer lo mismo”.

Además sostuvo que espera que el próximo gobierno de Argentina -en caso de que vuelva la oposición- siga la senda de Macri.

“Era muy bueno lo que estaba haciendo Macri, lo mejor que podría haberle pasado a Argentina. Es de esperar que el gobierno actual o próximo sigan por este camino para ir liberando el mercado”, aseguró.

Respecto a la contingencia electoral y lo ocurrido la semana pasada, manifestó: “Estoy muy contento de que el Presidente Macri y el candidato Alberto Fernández hayan tenido un diálogo abierto esta semana, eso es algo muy bueno. No están llevando a la Argentina a una hiperinflación o a un desastre. Dos meses es mucho tiempo y cualquier cosa puede pasar”.

Paulmann dijo que no conoce a Fernández y que sólo lo vio en un par de oportunidades. “Lo conozco por los diarios y creo que en una o dos oportunidades me he topado con él. Pero no tenemos contacto. No puedo opinar porque solo escucho y leo las informaciones. Lo único que les pido a los dos lados es que hagan un movimiento suave y positivo para el país”, señaló.

El empresario manifestó estar confiado de que “se ve que Alberto Fernández es una persona que está preocupada del bienestar de Argentina y de su pueblo, de que vaya creciendo”.

Pese a que destacó la gestión de Macri, enfatizó que estos últimos años han sido complejos para la empresa en Argentina.

El empresario fue tajante y descartó terminar con sus inversiones en Argentina, país en el que Cencosud está presente con varias marcas desde hace casi 40 años.

“Nosotros no fuimos a Argentina a jugar. Cuando vamos a un país nos quedamos ahí. No fuimos a Argentina por diez años, sino por cincuenta. Ya llevamos 39 años y vamos a ir por cincuenta más”, indicó.

“He dado instrucciones para que los locales en Argentina estén al día y con las transformaciones necesarias para estar vigentes. Todo esto porque tenemos que seguir existiendo, y hoy es muy difícil. El último año ha sido muy complicado en Argentina”, añadió.