El grupo francés Sylvain consolida su presencia en Argentina (quinta tonelería a nivel mundial)

Jean Luc Sylvain propietario del Grupo Sylvain, una de las tonelerías francesas más célebres del mundo, visitó nuevamente Argentina para respaldar la presencia en la región de sus productos, con bodegas y enólogos de renombre.

Compartir
Jean Luc Sylvain (propietario del Grupo Sylvain), la licenciada Adriana Martínez (representante del Grupo en Argentina) y Luis Fernándes (gerente de exportaciones de la compañía)

Jean Luc Sylvain y su familia son los dueños de las Tonelerías Sylvain (Burdeos) y Meyrieux (Borgoña) y de la Foudrería Grenier. El Grupo Sylvain es en la actualidad la quinta tonelería más importante del mundo en producción y calidad, con una venta que supera las 36.000 unidades al año.

A fin de consolidar su presencia en Argentina, donde la marca ha estado presente por 20 años, Jean Luc Sylvain –quien preside además la Asociación de Toneleros de Francia y es propietario de Chateau la Perriere en Saint Emilion- visitó Mendoza con el fin de estrechar lazos con sus clientes, y realizar un seguimiento personal de los vinos criados en sus finas barricas y foudres de roble.

Con una exquisita cena en el restaurante del Hotel Diplomatic en el que se degustaron vinos franceses trabajados en barricas y foudres del Grupo, Jean Luc Sylvain, Luis Fernándes gerente de exportaciones y la representante del Grupo en Argentina, la licenciada Adriana Martínez, concretaron una reunión con la prensa mendocina, para explicar el origen, la manufactura y los aportes que hacen al vino las vasijas de roble.

Los vinos franceses degustados junto a la cena del chef Claudio Lucero, trabajados con madera del Grupo Sylvain, son:

  • La Rose Perrière Blanc 2017 Bordeaux.
  • Lagrange Saint Julien 2010 Bordeaux Médoc.
  • Bon Pasteur 2008 Pomerol.
  • Château Chambert Malbec 2012 Cahors.
  • Rollin Pernand Vergelesses “Les Cloux” 2014.

La presencia de Sylvain en Argentina

En las visitas que el Grupo Sylvain hizo en los últimos meses tanto a bodegas de Mendoza como de Cafayate, los enólogos mencionaron la crisis que atraviesa el país en general y el consumo de vino en particular. Sin embargo se mostraron optimistas acerca del desarrollo de los vinos de alta gama.

“Vemos que por la crisis las empresas están muy atentas con los gastos este año, sin embargo hay buena actitud y esperamos un crecimiento moderado este año”, adelantó Luis Fernándes gerente de exportaciones de la compañía.

En relación a los estilos de vinos que hoy se buscan, con más fineza y presencia de la fruta, señaló que las barricas no son una limitación, sino una ayuda. “Si adaptamos bien el tipo de gama de barrica para el tipo del vino, es un maridaje, la importancia de la barrica es potenciar los aromas primarios del vino y otorgarle complejidad. Un gran vino tendrá siempre necesidad de una gran barrica para su evolución”.

Sobre la moda de los blancos en Argentina, Fernándes resaltó que hay ciertas variedades y procesos de vinificación que están siendo combinados muy bien con las barricas. Un ejemplo fue el Sauvignon Blanc fermentado 50% en barricas en el chateau de Jean – Luc, La Perrier, que se probó durante la cena. Un Sauvignon blanc cremoso, fresco y muy elegante, sin aristas.

“Nosotros asesoramos qué barrica le va bien a cada vino- comentó- Lo que intentamos siempre es una cooperación. En todo el mundo tenemos técnicos especializados que conocen los tipos de vinos de cada región y de esa forma, colaboran en la elección de los tostados y las gamas de barricas que van mejor”

Argentina es para Sylvain un cliente de relevancia, situándose en séptimo lugar en la adquisición de sus productos. “Pensamos que a este ritmo, se puede crecer llegando a los primeros lugares en los próximos años”, dijo.

Por su parte Adriana Martínez, puso de relieve los resultados de la presencia oficial del Grupo en Argentina, a través de la cual se realiza de forma permanente el desarrollo y seguimiento de un producto tan importante y tan caro como es la barrica (a partir de los 800 euros) determinando por terroir, lote y clon, cuáles son las vasijas que mejor se adaptan a cada vino. Un valor agregado para la marca a nivel local.

Barricas para vinos biodinámicos

En los últimos años Jean- Luc Sylvain y su equipo se abastecieron de roble especial para barricas Sylvain Biodynamie. Los leñadores talan los árboles con fechas extremadamente precisas, que se fijan utilizando el calendario lunar y planetario, en días flores y frutas.

Luego, durante los 3 años siguientes, el roble se madura cuidadosamente en una sección de su parque de madera reservada al roble biodinámico. Cada etapa del proceso de producción de estas barricas se lleva a cabo de conformidad con las especificaciones técnicas de día de flor y de fruto. Estos dos días se eligen por un motivo: en el mundo de la producción biodinámica de vinos se consideran ampliamente como potenciadores de la expresión de estos dos tipos de aroma en el vino.

¿Por qué el roble francés es más caro y más preciado?

Desde 1960 en Francia comenzó el sistema de cultivo sustentable con intervención humana del roble, realizando selecciones masales, como se hizo con los vinos, logrando mejores calidades en los bosques. En otros lugares del mundo, no existe este tipo de selección.

Para tener en cuenta: las duelas de barricas de gran calidad (con grano fino) sólo pueden ser obtenidas de árboles con 200 años de antigüedad. Además, el tipo de corte en el tronco con el que se obtienen las duelas, respeta la línea radial del árbol y esto implica que sólo el 30% del árbol puede ser utilizado para producir barricas de gran calidad. Estos dos motivos explican en gran parte porqué el roble francés es más caro que el de Europa del Este y el americano.

Otro punto a tener en cuenta es que hay ciertos nombres de bosques en Francia que son famosos por su reputación aromática en los vinos. Esas maderas preciadas (de donde obtiene sus árboles Sylvain) tienen mayores precios por su origen, algo parecido a lo que sucede con los vinos, cuyo precio está ligado a la zona.