El IPV construye la primera vivienda sustentable con la empresa NewPanel. Se prevé que las obras comiencen a fin de mes en el barrio Flores Olivares, de Ciudad; con la empresa NewPanel. En un futuro, se hará lo mismo, pero en terrenos de Godoy Cruz y San Carlos.

El aporte y colaboración del sector privado será fundamental para estas construcciones, por intermedio de Red de Construcción Responsable y de Red Edificar.

Luego de haberse licitado la ejecución de la casa “modelo”, las partes intervinientes en el proyecto estiman que la obra demandará entre 2 y 3 meses, para que recién en ese momento la vivienda pueda ser habitada por la familia adjudicataria, que deberán pagar una parte de la inversión de este proyecto experimental.

El arquitecto Eduardo Stradella, dueño de NewPanel, aseguró: “Vamos a construir una vivienda energéticamente eficiente, que traerá beneficios económicos a los usuarios y un aporte medio ambiental sin precedentes, además, gracias a los tiempos de construcción, podremos desarrollar a gran escala a una velocidad incomparable con los sistemas tradicionales “.

A principio de año, el Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública buscó constituir una red provincial de instituciones que trabajan en torno al hábitat. Con tal objetivo convocó a participar al sector científico. El Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía (INAHE) del CCT CONICET Mendoza realiza investigaciones y transferencias en varios temas relacionados al Laboratorio Provincial de Vivienda, por lo que se coordinan los asesoramientos para trabajar en conjunto con las necesidades del Ministerio.

“Estamos convencidos que debemos hacer de esta tarea interrelacionada entre la ciencia, la técnica y el Estado una fortaleza territorial”, comentó Andrea Pattini, directora del INAHE. El ahorro de energías tradicionales en una vivienda depende de la combinación de tres factores: la orientación y diseño; los materiales y colores de la envolvente y de su interior; y cómo sus ocupantes operan la vivienda. Esta combinación virtuosa logra eficiencia en el consumo de energía y confort de los usuarios.

Al respecto Stradella comentó: “Una vivienda construida 100% con nuestro sistema (paredes y techos) logra ahorrar un 65% de energía en invierno y un 45% en verano, esto genera un impacto directo en la economía familiar” Si el diseño de la vivienda logra hacer un uso selectivo del clima local (sol, sombra/ventilación, para calefaccionar en invierno y para refrescar en verano, siempre aprovechando la luz natural disponible) los materiales aportan al objetivo de eficiencia energética en función de sus propiedades ópticas y térmicas. A todas las unidades se le incorporarán elementos como calefones y paneles solares.

Por estas razones, se instrumentan las certificaciones energéticas ambientales tanto de componentes como de viviendas. Con capacitación de vecinos incluida Además de construir prototipos sustentables y medirlos energéticamente, el Laboratorio empezará a capacitar mano de obra adecuada.

Por esta razón se firmó un convenio con VALOS y Red de Construcción Responsable, con el objetivo de realizar capacitaciones junto a Red de Equidad, Extensión Académica de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Mendoza, Red por la Educación, Maestría en Responsabilidad Social de la Faculta de Ciencias Económicas de la UNC, Empresa NEWPANEL, Dirección Territorial de Empleo y Capacitación Laboral y Dirección de Educación Técnica y Trabajo de la DGE. En cada encuentro educativo los vecinos de los lugares intervenidos, comenzarán formar parte del proyecto constructivo y harán las prácticas en el mismo lugar de obra.