Después de ver el éxito que tiene el patio cervecero Barijho cada verano en Chacras de Coria -lleva allí seis temporadas consecutivas siendo pionero en la zona con este tipo de propuestas- el emprendedor Franco Yannelli adelantó a Ecocuyo los nuevos planes de la marca.

“Pensábamos de que era hora de adaptar el formato que tuvo mucho éxito a un producto que pueda abrir todo el año, pero para eso necesitábamos una zona más céntrica además de otro tipo de infraestructura. Por eso surge la idea de llegar a la Arístides Villanueva, calculamos que va a estar listo para abrir al público en la primera quincena de enero”.

Este local va a seguir la línea del original, pero adaptado para que funcione tanto en invierno como en verano. Con una carta simple tanto como para comer como para tomar algo, siempre haciendo foco en la cerveza, tanto en Corona (principal sponsor), como en opciones artesanales mendocinas. El local tiene 350m2.

“Actualmente con nuestros socios estamos terminando de poner a punto nuestra fábrica de cerveza artesanal Zandoval, que comenzamos con el proyecto hace un año y estamos invirtiendo en maquinaria y equipamiento para lograr una mejor calidad y aumentar la capacidad de producción, una vez que terminemos esto la idea es comenzar a abrir pequeñas cervecerías al paso de nuestra cerveza con otros productores invitados”, remarcó Yannelli .

El joven adelantó a nuestro medio, que están terminando de desarrollar el modelo de negocios para llevar Barijho a Chile y a distintos puntos del interior del país. “Teníamos varios proyectos más en el rubro gastronómico, pero los tenemos en stand by, tanto por la incertidumbre del país como por el costo del financiamiento para proyectos de este tipo”, determinó.

Con relación a la situación actual de mercado, el empresario dijo que este año fue “muy” duro. “La inflación ha golpeado mucho al rubro, es muy difícil seguirle el ritmo a la suba de precios de nuestros proveedores, los cuales no se pueden trasladar todos al cliente, por lo que es cada vez más difícil hacer que los negocios subsistan, pero esperamos que como otras veces pase. Si la inflación comienza a ceder, creemos que el 2019 puede ser positivo, y con esto volver a pensar en invertir en nuevos proyectos. Actualmente no están dados los incentivos para correr el riesgo que con lleva invertir en un nuevo modelo de negocios, además no creo que el sector privado pueda soportar mucho más si no cambia la situación”, finalizó.

Yannelli dijo a Ecocuyo: “Trabajo desde muy chico, comencé a trabajar informalmente a los 16 y a los 21 tuve mi primer emprendimiento, un café en la calle Colón en el cual no tuve mucha suerte, pero sirvió enormemente como aprendizaje para animarme a emprender nuevamente. Nunca he hecho nada solo, siempre me he rodeado de grandes socios. Actualmente participó en una sociedad con quienes tenemos Black Jagger, Nikki y producimos distintos eventos. Y con otros socios tenemos El Mercadito, Taverna, Barijho, El Perro de Lombardo, Maleante Wines y Cerveza Zandoval. También desde el año pasado entre varios emprendedores mendocinos comenzamos con el Mendoza Demo Day, desde donde invertimos en startups tecnológicas mandolinas”.

]]>