Guillermo Fara, director de Obras Privadas de la Municipalidad de Luján de Cuyo
Periodista

Luján de Cuyo es uno de los departamentos que hoy más eligen los mendocinos para construir sus viviendas con una clara tendencia de barrios privados en las cercanías de la montaña y entornos relativamente naturales.

La pandemia, no obstante, imprimió un gran freno en la cantidad de permisos otorgados para construir. Así, en 2020 se otorgaron 650 resoluciones para obras mientras que en 2019 ese número fue de más del doble: se habilitaron 1500 nuevas obras. Para este año, desde la comuna esperan un repunte en este sentido.

Más allá de esto, el departamento continúa en crecimiento y desarrollo por lo que una de las principales políticas municipales pasa por enriquecer el contexto para continuar atrayendo este tipo de inversiones.

El director de Obras Privadas de la Municipalidad de Luján de Cuyo, Guillermo Fara, explicó
que el perfil del departamento ha sido históricamente habitacional (vivienda unifamiliar) y en un menor porcentaje comercios tanto minoristas como de uso diario.

“Claramente Luján de Cuyo tiene una marcada connotación relacionada con sus riquezas
urbanística y geográfica que lleva a una elección habitacional”, razonó el funcionario quien
también habló de las propuestas existentes para promover la inversión en el departamento.

“Para incentivar las inversiones estamos comenzado a aplicar un sistema con el fin de densificar determinadas áreas desaprovechadas y con servicios disponibles”, expresó Fara.
En este sentido, la apuesta es a la obra pública como, por ejemplo, el parque de la Ribera en la zona del Bajo Luján que será el segundo más grande de la provincia luego del San Martín. También el parque lineal sobre calle Chile y el paseo de las Estaciones.

Este último será una continuación del Parque de la Ribera y el Parque Ferri por lo que unirá la vieja estación de la calle Azcuénaga y la de Drummond en calle Alberti. Se trata de una obra que se realiza por administración y se convertirá en un parque lineal con recorridos
peatonales, bicisendas, juegos y puntos de encuentros saludables.

El objetivo es así, “dar al inversor un marco urbanístico de categoría”.

– ¿Cuáles son las principales zonas de crecimiento en el departamento?
– Chacras de Coria, Carrodilla y Vistalba son espacios habitacionales por excelencia, con
microclimas, cercanía a centros comerciales y administrativos, riqueza paisajística y
natural.

– ¿El pedido para la construcción de strip centers también bajó en 2020?

– Las solicitudes para diversas propuestas comerciales pequeñas se mantuvo pero,
estrictamente, en el rubro strip center hubo una suba: en 2019 se autorizaron dos y el
año pasado fueron 4.

– ¿Cuáles fueron las zonas más demandadas en el rubro?
– En este caso, la de Carrodilla.

– En este contexto, ¿cuáles son los tiempos de demora estimados en aprobación de proyectos?
– Tenemos dos estadíos dentro de toda la tramitación. Una es la previa, que tiene una
demora histórica promedio de 30 días. Aquí interviene la solicitud de informe de usos
de suelo, zonificación, evaluación de impacto ambiental (según la envergadura del
proyecto), titularidad, deuda, etc. El segundo paso es la revisión técnica propiamente
dicha cuyo promedio de demora es de 18 días.

– ¿Cuáles son las perspectivas para lo que resta de este año?

– En líneas generales esperamos que sea mejor que el 2020