Desde hace 5 años, el Gran Hotel Uspallata, ubicado sobre la ruta nacional 7, kilómetro 1149, en la localidad que lleva su nombre, está en manos de la Mutual de los Empleados de Comercio de Mendoza que tiene su concesión. Inaugurado en la década del 50 por Perón, fue el primer alojamiento de la zona y es un icono de la montaña.

Sin dudas, su cercanía con el paso a Chile es una de las ventajas competitivas del hotel que eligen los turistas, principalmente nacionales, a la hora de visitar el vecino país. También funciona como back up cuando el Cristo Redentor cierra, sobre todo en la temporada invernal.

“Desde hace 3 años nos propusimos refaccionar el hotel por completo a través de un plan que incluyó la construcción de un auditorio para 200 personas, la remodelación total de la cocina con equipamiento de acero inoxidable; mobiliario, pisos y la renovación de las 80 habitaciones. También, como una apuesta a la sustentabilidad, el año pasado hicimos una importante inversión en 120 paneles solares de última generación con una potencia instalada de 165 kW. En total, llevamos invertidos alrededor de US$ 1.500.000”, señala Guillermo Pereyra, presidente de la Mutual de los Empleados de Comercio.

Guillermo Pereyra, presidente de la Mutual de los Empleados de Comercio

Las últimas mejoras realizadas consisten en la construcción de un multiespacio de 300 m2 con pileta climatizada de 8 x 3 m, sauna, sala de masajes y un gimnasio equipado con modernas máquinas que quedará inaugurado hoy.

“Un dato a tener en cuenta es que para calefaccionar el agua de la piscina climatizada se utilizan calderas que también se calientan con el aporte de los paneles solares. Incluso, la renovación del agua se hace con extractores controlados por sensores de temperatura y humedad, un sistema único en la región”, agrega Guillermo Pereyra.

Promoción, tarifas diferenciadas y el eclipse solar

Si bien el hotel está abierto a todo público, una gran parte de sus huéspedes son empleados afiliados al CEC (Centro de Empleados de Comercio), quienes acceden a una tarifa preferencial para alojarse.

“Afortunadamente, hemos tenido buen nivel de ocupación en la primera mitad del año; en algunos meses ha llegado al 90 %. Visitan el hotel, contingentes de afiliados al CEC de todo el país y también, turistas de paso, que por lo general viajan a Chile por pocos días. En los próximos 3 meses, la ocupación será del 100 %”.

Otro aspecto que Pereyra destaca es la ubicación del hotel que permite acceder fácilmente a ciertos atractivos turísticos, no solo de Mendoza. Uno de ellos es el complejo astronómico El Leoncito, de Calingasta, San Juan, lugar que tendrá una vista privilegiada del eclipse solar el próximo 2 de julio.

“Por lo general, los visitantes nacionales y extranjeros desconocen que desde San Juan a Calingasta hay una distancia de casi 150 km y desde Uspallata, de solo 90 km. Debido al eclipse de la próxima semana, estamos tomando reservas ya que la oferta de alojamiento en San Juan está completamente ocupada.

Creemos importante recibir apoyo de la provincia en cuanto a la difusión y promoción de Uspallata como destino.

Queremos que los turistas conozcan la localidad y pernocten aquí; la villa cuenta con todos los servicios y en la zona hay un sinfín de lugares para recorrer, como Puente del Inca, Las Cuevas, la base del Aconcagua, entre otros, que son muy atractivos tanto para los visitantes locales como extranjeros”, resalta Guillermo Pereyra.