El Senado provincial aprobó la expropiación de los terrenos de Penitentes a la familia López Frugoni.

La iniciativa oficial se impuso por 20 votos positivos contra 12 negativos y 2 abstenciones, y pasó a Diputados para su revisión.

La expropiación alcanza a 42 hectáreas y 9.013 metros de terreno, en las que están incluidas las tierras “más útiles” del complejo invernal. Abarcan, por ejemplo, los sectores en los que fueron montados hace años los medios de elevación.

La oposición se resistió a la expropiación e incluso quiso imponer el requisito de que se aprobara por dos tercios de los votos, no por mayoría simple, pero el oficialismo calificó la propuesta como “una chicana absurda” y no la aceptó.

La expropiación le sigue a la quita de la concesión para explotar tierras fiscales de Penitentes que había aplicado el año pasado el Gobierno y que fue ratificada por la Corte provincial en mayo de este año.

En ese momento, Emetur lanzó un anteproyecto para licitar en Penitentes un complejo deportivo bajo la modalidad de la Participación público-privada.

El senador radical Marcelo Rubio dijo en la sesión de ayer que la expropiación estaba justificaba. “En los últimos tiempos hemos visto cómo se dio un franco deterioro de todo lo que significa la infraestructura del lugar tanto de los servicios de baños como de los medios de elevación”, expresó. Y agregó: “Es necesario tener un centro de esquí que cumpla con los objetivos del Emetur”.