¿El vino argentino es el más saludable? Los científicos tienen la palabra…

Según un estudio, presentado en el coloquio Vino y Salud en Londres, la bebida nacional se diferencia por las bondades que posee gracias a los métodos de elaboración y las características que presenta el clima del país.

Compartir

Con el apoyo de la Embajada Argentina en Londres, la Academia Argentina de la Vid y el Vino y Bodegas Argentinas, se llevó a cabo el Coloquio “Vino y Salud” en conmemoración del 26 aniversario de la publicación de la paradoja francesa: el vino como aliado de la salud.

Organizado por Unidad Polifenoles Vino y Salud, de la Cuarta Cátedra de Medicina, del Hospital de Clínicas Universidad de Buenos Aires y el Departamento de Ciencias Nutricionales King’s College London, el pasado 15 de octubre en la Universidad del Rey de Londres, se realizó un nuevo coloquio acerca del desafío que tiene la ciencia y la medicina en pos de mejorar la calidad de vida del ser humano y reducir el impacto del envejecimiento y sus enfermedades.

Gracias al desarrollo y los resultados de diversos estudios científicos, hoy sabemos que el consumo de vino no sólo es beneficioso para la salud sino que además repara los daños del metabolismo producidos por el estrés oxidativo.

Incluso si se compara la cantidad de polifenoles que contienen algunas frutas, verduras y bebidas comunes, el vino es la principal fuente de polifenoles de la dieta y en este sentido vale destacar al vino argentino que se diferencia por las bondades que posee gracias a los métodos de elaboración y las características que presenta el clima del país, por ejemplo.

Los médicos especialistas encargados de explicar los hallazgos y avances científicos, fueron:

Jeremy Spencer, Profesor de la Universidad de lectura – University of Reading-, quién presentó sus estudios sobre las acciones neurocognitivas y vasculares de la ingesta de polifenoles de los vinos espumantes.

Raúl Pastor, Jefe de la Unidad Polifenoles, Vino y Salud de la IV Cátedra de Medicina Interna del Hospital de Clínicas, dependiente de la Universidad de Buenos Aires. Además, es Experto en Vino y Salud del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV Mendoza) y Experto en Seguridad Alimentaria y Consumo, Nutrición y Salud de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV, París, Francia).

El Doctor presentó la novedad acerca de los beneficios del consumo de vino tinto en forma moderada, ya que al poseer alto contenido en polifenoles es un alimento antienvejecimiento que repara los daños producidos por el estrés oxidativo del metabolismo.

Ana Rodríguez Mateos de King’s College London, quien presentó las evidencias que demuestran el impacto positivo que tiene la presencia de los polifenoles en el vino tinto para la salud cardiovascular.

Para profundizar sobre estos estudios que afirman el impacto positivo de consumir vino en forma moderada, el Dr. Raúl Pastor(*) (MN 65104) explicó que “El estrés oxidativo, que es un estado de desbalance por el exceso de radicales libres producidos por el metabolismo y que no se pueden eliminar por el déficit de defensas antioxidante, causa envejecimiento prematuro y está en el origen de las enfermedades como la hipertensión, la diabetes, el cáncer y las neurodegenerativas. Una nueva generación de antioxidantes como el Resveratrol, presente en el extracto de las uvas, neutralizan a los radicales libres de manera natural, selectiva y sin efectos secundarios”.

La paradoja francesa tiene origen en un estudio sobre consumo de alimentos en 26 países, que llevó adelante la OMS en la década del ‘80, en el que se supo que Francia tiene las cifras más bajas de mortalidad per cápita, a pesar de su alto consumo de grasas y este resultado se le atribuye a la incorporación del vino en la dieta.

Una vez más los especialistas coinciden en que el consumo moderado de vino, tanto para el hombre como la mujer, es beneficioso para la salud porque repara los daños producidos por el metabolismo. Este concepto nuevo, reclasifica al vino como un alimento con efectos antienvejecimiento y de rejuvenecimiento porque enlentece y repara los daños respectivamente.

(*) Prof. Dr. Raúl F. Pastor
Jefe de Unidad de Polifenoles, Vino y Salud.
IV Cátedra de Medicina Interna Hospital de Clínicas UBA
Experto de la Organización Internacional de la Viña y el Vino
OIV París, Francia.