Desde el Área de Estudios Regionales del Instituto de Trabajo y Producción (ITP) de la Secretaría de Extensión y Vinculación de la UNCUYO, se pone a disposición el Informe 2020 sobre la situación del mundo laboral en la Provincia de Mendoza.

El documento del Observatorio Laboral es un trabajo que apunta a integrar diversas fuentes de datos para analizar la evolución de los principales indicadores laborales (actividad, empleo, desempleo, subocupación e informalidad), las características de los/as ocupados/as, las condiciones laborales de distintos grupos poblacionales, como así también el comportamiento del empleo a nivel sectorial. Este trabajo, que lleva varias ediciones, es el primero en desarrollarse en el marco de la pandemia.

INFORME: http://www.uncuyo.edu.ar/prensa/upload/informe-ol-2020-2.pdf

El informe se estructura en tres partes: en la primera, se hace referencia al panorama regional y nacional en relación con la dinámica económica y laboral reciente; en la segunda, se analiza la situación del mercado de trabajo en Argentina y, principalmente, en Mendoza; y en la tercera, denominada “Debates y Contribuciones”, se publican artículos que abordan diferentes temáticas vinculadas al trabajo y la producción y que son elaborados por investigadores/as, graduados/as y docentes de diferentes unidades académicas de la UNCUYO.

“Los informes anuales que elaboramos desde el Observatorio Laboral tienen la característica de aportar un análisis contextualizado y periódico sobre la situación del trabajo y el empleo en la Provincia de Mendoza, desde un enfoque territorial y utilizando como insumo las diversas fuentes de información disponibles”, comentó Belén Paz, integrante del equipo técnico que desarrolló el documento. “La particularidad de este informe es que brinda un detallado análisis de los efectos que la crisis generada por la pandemia ha tenido sobre el mercado de trabajo de la Provincia durante el año 2020” indicó.

Algunas conclusiones del informe del Observatorio Laboral

Tanto a nivel regional como nacional y provincial, los sectores de la población más afectados por la crisis fueron los/as jóvenes, las mujeres y los/as trabajadores/as de la economía informal. La fuerte contracción del mercado de trabajo mendocino, principalmente durante el segundo tri­mestre de 2020, provocó una disminución de la informalidad laboral, lo que se explica por el alto nivel de trabajo no registrado de los sectores económicos más castigados por la crisis (actividades relacionadas al comercio, turismo, gastronomía, construcción). La posterior recuperación del empleo en la segunda parte de 2020 estuvo impulsada por la creación de puestos de trabajo de baja calidad haciendo disparar la informalidad al 41,4% en el tercer trimestre del año.

Durante 2020 el Gran Mendoza fue el segundo aglomerado del país con mayor retracción del em­pleo privado formal en empresas de 10 o más trabajadores/as (-4,7%), alcanzando 30 meses consecutivos de caída. Las ramas más afectadas por la pérdida de empleo registrado en la provincia fueron construcción (-21,3%), comercios, restaurantes y hoteles (-5,2%) y servicios (-3,4%)

Resumen ejecutivo

  • En Argentina, durante 2020, el desempleo creció hasta 11,5%, un aumento de magnitud menor a la esperada (1,7 p.p.) dada la caída en la tasa de actividad (-4,1 p.p.), lo que muestra el efecto desaliento en la búsqueda activa de empleo. La subocupación y la ocupación demandantes también arrojaron variaciones negativas que en este caso fueron de 1,3 p.p. y 2,7 p.p. (Comparación anual promedio. Fuente: EPH-INDEC).
  • La informalidad laboral disminuyó 4,9 p.p. mientras que la tasa de asalarización registró un leve descenso de 0,4 p.p., situación que se explica por la mayor pérdida de empleos informales (Comparación anual promedio. Fuente: EPH-INDEC).
  • Los valores anuales se encuentran fuertemente afectados por el negativodesempeño de los indicadores laborales durante el segundo trimestre de2020, período de mayor contracción del mercado de trabajo.
  • El grupo más impactado por la crisis del empleo fueron las mujeres jóvenes cuya tasa de actividad se ubicó en 35,5% (-5 p.p. interanual) y la de desempleo fue de 25,4% (+3,4 p.p. interanual) (Comparación anual promedio. Fuente: EPH-INDEC).
  • En 2020 continuó la destrucción de empleo formal que se contrajo un 1,9% (224.195 trabajadores/as menos que en diciembre de 2019). Los/as monotributistas, que venían creciendo de manera sostenida, vieron frenada su expansión registrando un leve aumento anual de 0,6% (Fuente: MTEySS-SIPA).
  • El empleo privado formal cayó 3,4%, el número promedio de asalariados/as del sector alcanzó el valor más bajo de los últimos seis años (5,8 millones).
  • Las actividades más afectadas fueron construcción, industrias manufactureras, transporte y comercio. El empleo público mantuvo su tendencia ascendente, aunque a un ritmo muy tenue finalizando el año con un incremento relativo de 0,6%. (Fuente: MTEySS-SIPA).
  • En el conjunto de los 12 principales aglomerados urbanos del país el empleo privado se retrajo un 2%. Solo tres aglomerados superaron esta cifra, Gran Jujuy (-6,8%), Gran Mendoza (-4,7%) y Gran Buenos Aires (-2,5%). La mayor parte de la caída del empleo en estos aglomerados fue causada por el sector de la construcción (Fuente: MTEySS-EIL).
  • En el Gran Mendoza la tasa de actividad mantuvo durante 2020 el nivel promedio del año anterior (47,8%), con una notable reducción en el segundo trimestre (37,5%). La tasa de desempleo registró un pico del 15,3% entre abril y junio empujando el promedio anual al 11% (2,7 p.p. por encima de 2019).
  • La falta de oportunidades laborales hizo que la subocupación y la ocupación
    demandantes también cayeran (-1,3 p.p. y -2,2 p.p.). (Comparación anual
    promedio. Fuente: EPH-INDEC).
  • La contracción del mercado de trabajo mendocino durante el segundo trimestre de 2020 provocó una disminución de la informalidad laboral en 6 p.p. (hasta el 32%), lo que se explica por el alto nivel de informalidad de los sectores económicos más castigados por la crisis. La posterior recuperación del empleo estuvo impulsada por la creación de puestos de trabajo de baja calidad haciendo disparar la informalidad al 41,4% en el tercer trimestre del año (Fuente: INDEC-EPH).
  • La tasa de asalarización para los tres primeros trimestres de 2020 fue, en el Gran Mendoza, de 68,9%, lo que representa una reducción interanual de 2,8 p.p., tendencia ya observada en años anteriores que refleja el progresivo deterioro de las condiciones laborales de los/as trabajadores/as mendocinos/as (Fuente: INDEC-EPH).
  • La crisis generada por la paralización de la economía agravó el negativo desempeño del empleo privado en la provincia que registró en 2020 una abrupta caída interanual de 5,8%. En diciembre, el número de trabajadores/as del sector se ubicó en 227.950, 13.223 menos que a fines del 2019 (Fuente: MTEySS-SIPA).
  • El Gran Mendoza fue el segundo aglomerado del país con mayor retracción del empleo privado registrado en empresas de 10 o más trabajadores/ as durante 2020 (-4,7%), acumulando 30 meses consecutivos de caída en el empleo privado formal. Las ramas más afectadas fueron construcción (-21,3%), comercios, restaurantes y hoteles (-5,2%) y servicios (-3,4%). (Fuente: MTEySS-EIL).