Con la idea de incentivar la obra pública, a través de la inversión, entendiendo que esa obra dinamiza la economía local y el empleo, el Gobierno buscará con el proyecto de Presupuesto 2022 destinar a esa área $31.924 millones, el decir el 9% del presupuesto, un porcentaje que es idéntico al que se destinaba en el 2019, antes del zimbronazo que generó la pandemia.

“La meta es recuperar el porcentaje para la inversión pública que se tenía en el 2019, por eso es que se destina el 9% del presupuesto, sin considerar la obra de Portezuelo del Viento, que si se comenzara a hacer en 2022 elevaría ese porcentaje más o menos al 12%. Lo que buscamos es ir levantando lo que se destinó en estos años malos, que fueron el 2020, en donde se destinó solo el 4% y este 2021 que va a terminar con una proyección muy baja. Pero lo que decimos es que hacer un hospital es una obra pública pero también hay que dotarlo de equipamiento, y a eso también se destina esta inversión, o lo que invierten programas como el Mendoza Activa”, explicó el ministro de Hacienda Lisandro Nieri, con la vista puesta en la comparativa anual de esta inversión en los años anteriores.

Reactivar la obra pública es una de las metas que se fijó Nieri para el próximo año, también porque la pandemia no sólo la frenó en el 2020, sino que ralentizó la ejecución durante este año. Tanto es así, que aunque lo admitan por lo bajo, en el Gobierno pretenden “recuperar el nivel de ejecución y entrar en un mayor ritmo en este último trimestre”.

Si bien aún es una incógnita a qué obras se destinará esa inversión en el próximo año, no es un dato menor intentar recuperar el nivel de la pre pandemia, que será uno de los más altos de los últimos 10 años.