Cientos de empleados agrupados en la UOCRA realizaron una movilización a la Casa de Gobierno para ratificar el apoyo a la construcción de Portezuelo del Viento. Desde la Unión de los Obreros de la Construcción destacan que esta mega obra (la más grande de Mendoza) serviría, entre otras cosas, para generar miles de empleos.

La crisis económica que atraviesa el país y Mendoza llevó a que solo en este sindicato más de 7.000 personas se encuentren sin trabajo, con lo cual esta obra que se calcula que generará unos 3.000 puestos de trabajo de manera directa, será un gran alivio y dará respuestas a muchas familias que atraviesan situaciones complejas.

La manifestación de los trabajadores de la industria de la construcción en las escalinatas de la Casa de Gobierno buscó visibilizar el apoyo del sector a la postura del gobernador Rodolfo Suarez, que mantiene firme su postura de concretar esta obra que es esperada desde hace décadas, a pesar de los sorpresivos rechazos de parte de un sector empresario de Mendoza.

“Esos mismos que rechazan la obra no pueden venir a hablar de pobreza, de niños que no tienen un plato de comida diario. Entre todos los que trabajamos debemos hacer fuerza para que todos los que no tengan trabajo puedan tenerlo. Si tenemos que salir a la calle a caminar y a manifestarnos por laburo lo vamos a hacer. Pedimos que el Gobierno siga manteniendo su decisión de apoyar las obras como ésta, que están a punto de salir. Necesitamos de obras, nuestra gente no pide plata, necesitamos trabajar, es lo que reclaman todos los días los compañeros”, destacó emocionado Miguel Ponce, secretario general de la UOCRA Mendoza.

“Hay empresas privadas que no ven la realidad de los mendocinos, la realidad que estamos atravesando y lo que puede producir Portezuelo del Viento en la Provincia. No solo los constructores nos vamos a ver beneficiados, la provincia entera va a ver el impacto de esta obra. Por eso, hoy estamos acá para decirle al gobernador que apoyamos su decisión de insistir con esta obra. Vamos a pelear porque Portezuelo del Viento se concrete. No vamos a dar un paso atrás”, sostuvo Ponce con el apoyo de cientos de manifestantes.

Además, sostuvo: “No queremos entrar en la discusión nuevamente, ya hemos esperado muchos años. No hay motivos para retrasarla, es momento de darle a la provincia una oportunidad de generar trabajo, que se multiplicarán de manera indirecta”.

Y sobre las empresas que firmaron el documento en contra de la pobra, Ponce señaló: “Surgen mezquindades, nunca antes habían puesto trabas, apoyaron esta obra en el inicio y hoy se manifiestan en contra: es egoísmo. A estas empresas que se oponen les advertimos que vamos a decirles a los mendocinos quiénes son los que quisieron frenar esta obra, que se conozca quiénes pusieron trabas. Llevaremos a las empresas a los desocupados para que les den trabajo”.

Documento de apoyo a Portezuelo despeja dudas y da respuestas

Cabe aclarar que en paralelo, fueron muchas las cámaras empresarias y de comercio, como así también intendentes como el de Malargüe, Juan Manuel Ojeda; el de General Alvear, Walther Marcolini; el superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli; entre otros expresaron su postura favorable a la realización de la obra.

Para finalizar, y previo a reunirse con los ministros de Gobierno; Víctor Ibáñez; de Economía, Enrique Vaquié; y de Infraestructura, Mario Isgró; Ponce resaltó: “Ya se discutió demasiado esta obra, es hora de concretarla”.

La obra consiste en la construcción de una presa y será la mayor obra de ingeniería civil de la historia de Mendoza, y con ella se concretará un proyecto anhelado desde hace medio siglo. Estará ubicada sobre el Río Grande, en el departamento de Malargüe, tendrá capacidad para abastecer de energía a 130.000 usuarios, cuatro veces más de lo que genera el dique Potrerillos.

Portezuelo del Viento además aumentará la superficie de riego para producción agrícola y ganadera, creará un nuevo polo turístico. Con una altura de 185 metros, va a ser una de las represas más grandes del planeta. La construcción de esta central hidroeléctrica fue adjudicada al consorcio Malal- Hue, y se construirá sobre el Río Grande, el más caudaloso de la provincia, ubicado en el departamento de Malargüe.

Además, alrededor del dique se harán más obras relacionadas, como la relocalización del pueblo Las Loicas en la costa del lago, un nuevo tramo de la ruta nacional 145 y de la ruta provincial 226, la construcción de una sala de máquinas y el tendido eléctrico para conectar la presa con el sistema interconectado nacional. Fuente: Sitio Andino