Bruno Cosentino, Carlos Rojo y Matias Anzorena, tres de los socios de INVOITION

Invoiton es usta plataforma cuyo subproducto estrella es el financiamiento productivo a través del anticipo de facturas, fue fundada hace apenas tres años, ya cuenta con más de 12.000 usuarios activos y su desafío para este año es duplicar la planta de desarrolladores.

Según sus fundadores, en poco tiempo, Mendoza se convertirá en un polo tecnológico
Fintech por su características especiales. Es una provincia con alto nivel técnico en la
materia, varias y muy buenas instituciones de formación en la materia, y lo más importante, con una cultura creativa revolucionaria única.

“Además, no tan solo a nivel Latinoamérica, sino también en Argentina, existen muy pocas
Fintech con un foco en las Empresas y la producción como la nuestra, de hecho somos
la plataforma más utilizada por las Pymes para el financiamiento mediante cobro anticipado
de facturas, y estamos en Mendoza, por lo que probablemente la provincia también podría
convertirse en embajadora del factoring online” menciona Bruno Cosentino, uno de sus
fundadores en tono festivo.

“Si bien, dado que es un producto online, el 97% de los usuarios y la fuerza comercial de
INVOITION se encuentran fuera de Mendoza, siempre mantuvimos la política de mantener
las operaciones en Mendoza. Consideramos que es una provincia con alto nivel de
desarrollo y donde se puede llevar una buena vida relativamente tranquila”, agrega Matías
Anzorena, actual director de tecnología de la compañía.

Hay equipo. El equipo de directivos y colaboradores de Invoition

El desafío para estos emprendedores mendocinos luego de un shock de crecimiento
durante la pandemia, lapso en que más de 12.000 MiPyME soportaron su operatoria
comercial, es duplicar su departamento de desarrollo de sistemas.

“Estamos trabajando en más, mejores y muy particulares formas de que Pymes y
Profesionales operen sus negocios y administren sus fondos, con proyectos que van desde
APP de pagos industriales, integraciones con sistemas de gestión contable, inversiones y
hasta tokenización de productos financieros. Para esto buscamos a los mejores y más
apasionados desarrolladores” expresa Anzorena.

“Estamos en esa fase en la cual podemos observar el horizonte de nuestra industria en que
los productos de los diferentes actores, entre ellos grandes jugadores muy conocidos,
comienzan a repetirse y por tanto podemos elegir transgredir con novedades y
particularidades únicas en el mercado produciendo cambios radicales, esa es nuestra
filosofía y ésta es la fase más divertida para cualquier miembro integrantes de los equipos
de cualquier Empresa” agrega Cosentino y concluye, “el medio en que nos movemos
produce conocimientos únicos en nuestro equipos y por tanto no convierte en una
entidad única en el mercado”

El financiamiento productivo en latinoamérica aplicado por los bancos tradicionales en el
transcurso de los tiempos, pocas veces superó el 40% del PBI de los países, en el mejor de
los casos. En Argentina, dicho financiamiento a Empresas Pyme no supera el 20% del PBI
en las mejores épocas y siempre apalancado por subsidios del estado y múltiples avales.
Por su lado, por ejemplo, regiones como norteamérica y la unión europea, el financiamiento
productivo supera el 100% de su PBI, es por esto que entidades como BID y el Banco
Mundial está trabajando en fintech como INVOITION en tratar de mejorar las
condiciones para que sean éstas el tipo de entidades que encabecen la revolución.

Si estás interesado en formar parte de INVOITION enviá tu CV a [email protected]