Más allá de la información que surge del Origen Provincial de Exportaciones (Indec), hay un dato estructural sobre la exportación de vinos embotellados: la concentración en un grupo de bodegas. Concretamente, el 60% de ventas al extranjero está en manos de 10 empresas.

De acuerdo con registros de la Aduana, entre enero y diciembre de 2020, las 10 bodegas que concentraron el 60% de las ventas fueron Peñaflor (24,82%), Esmeralda (Catena, 11,04%), La Agrícola (Zuccardi, 5,6%), Trivento (5,02%), Salentein (3,01%), Norton (2,86%), Fecovita (1,89%), Puerto Ancona (Ernesto Catena, 1,86%), Doña Paula (1,76%) y Leoncio Arizu (Luigi Bosca, 1,6%).

En total, estas 10 bodegas suman cerca del 60% del total de las exportaciones de vino embotellado contemplando el precio FOB: el valor de la mercancía puesta en el puerto de embarque incluyendo el costo de empaquetado, etiquetado, gastos de aduana y el flete desde el lugar de producción hasta el puerto.

Si se contemplara el volumen de cajas de vino embotellado (expresado en cajas de 9 litros, equivalente a 12 botellas) estas 10 bodegas concentrarían el 62,87% de las exportaciones de vino entre enero y diciembre de 2020.

Detrás de este grupo de 10 empresas, el 40% restante se lo distribuyen 528 bodegas. Desde firmas grandes, como bodegas Cruz de Piedra y Chandon, hasta las más pequeñas, que vendieron unas 100 botellas de vino en el extranjero durante 2020.