Familia Falasco proyecta construir una bodega con hotel y restorán en Valle de Uco

La empresa busca darle anclaje a su proyecto de alta gama con un ambicioso plan en el Valle de Uco. De qué se trata, te lo contamos en esta nota. / Por Oscar Pinco

Compartir
Franco Falasco con los enólogos Gustavo Martínez, Pablo Sánchez y su hermana Flor Falasco

Familia Falasco construirá una nueva bodega, con capacidad para 12 a 15 millones de litros, hotel, restaurante y wine shop en Valle de Uco, y si bien mantienen reserva del lugar, será “más arriba de Vista Flores”, posiblemente en algún paraje de San Carlos, o Tupungato.

En la presentación de sus vinos Gran Corte, y de la línea Premium Hermandad, en el Hotel Intercontinental Mendoza, EcoVinos dialogó con Franco Falasco.

-Yo soy la cuarta generación de la empresa Familia Falasco y estamos aquí haciendo lanzamiento oficial en el Intercontinental Mendoza de lo que es la línea alta gama de Familia Falasco Premium donde nacemos con Hermandad Wines.

-Familia Falasco ha pegado un salto de calidad en los últimos años, porque de donde estaban en el Este, en San Martín, están apuntando a muchas líneas de vinos con uva de Valle de Uco y de distintas zonas. ¿Por qué no nos contás un poco en cuanto a volumen lo que representa hoy, y futuras inversiones, porque hay un proyecto para una bodega ?

.La bodega está trabajando muy fuerte puertas adentro no sólo en crear y desarrollar una nueva línea de vinos, sino también diversificar bien los proyectos. Lo que es Familia Falasco está compuesto por Los Haroldos que es un proyecto de una linea media alta, y hoy presentamos un Gran Corte que está dentro de una división dentro del proyecto Los Haroldos. Familia Falasco Premium Wines con un Malbec Single Vineyard de La Consulta, un blend de tintas de Valle de Uco, y también un Chardonnay Barrel Fermente de Vista Flores.

Familia Falasco realizó la presentación de sus vinos Gran Corte, y de la línea Premium Hermandad.

-A qué apuntan con la nueva bodega?

-El proyecto de la bodega es para que cada línea de vino tenga sus propio espacio y su identidad, es tratar de construir en un corto o mediano plazo, o comprar una bodega en el Valle de Uco para esta línea de vino de Familia Falasco Premium y que podamos diversificar los proyectos, tanto en el Este como en el Valle de Uco, cuantitativa y cualitativamente bien diferenciados.

-¿Está pensado tal vez para 2019?

-Para ser franco es un proyecto que estamos con varias miradas dentro del mercado, y vamos avanzando sobre proyectos determinados, y hay dos proyectos que nos interesan bastante, y tenemos que optar por uno, y probablemente vamos a construir nuestra propia bodega con restaurante, cava de vinos, wine shop, una cava subterránea y obviamente un hotel o posada.

-¿Zona?

Valle de Uco, no está decidido el lugar, es una cuestión confidencial, pero el 100% Valle de Uco.

-¿Capacidad vínica?

-Una bodega con capacidad instalada de alrededor de los 12 a 15 millones de litros, 100% inoxidable y algo de concreto, una bodega que vaya todo por gravedad para evitar el ingreso de oxígeno, la menor rotura de grano, tratando de llevar una bodega a la optima tecnología y tratando de poner un pie fuerte dentro del Valle de Uco, tanto para traer uva, como turismo extranjero.

-¿Hoy en San Martín qué cantidad en la última cosecha han molido? ¿Porque han crecido muchísimo en distintas líneas, incluso han incorporado a distintos técnicos?

-Hemos incorporado a grandes enólogos con la llegada de Gustavo Martínez, Pablo Sánchez, y ahora Alejandro Cánovas, ex Vistalba que la verdad fue un alerón grande. La vendimia pasada rompimos un récord grande, llegamos a procesar en un solo establecimiento propio 1.100.000 quintales, que equivale 95.000.000 de litros de vino donde para desglosar 350/400 mil quintales son del Valle de Uco de los diferentes microrregiones como Altamira, La Consulta, Eugenio Bustos, Chacayes, Vista Flores, Los Árboles Gualtallary, etcétera para todo este desarrollo de alta gama.

-¿Hoy cuántos viñedos son propios y cuánto compran de terceros en cantidad de kilos?

-Manejamos alrededor de 5000 hectáreas, con asistencia de un staff de 3 ingenieros agrónomos donde le hacen el seguimiento mensual y además en plena vendimia sumamos dos personas más para el seguimiento de los mismos. Tenemos 6 fincas propias de alrededor de unas 750 hectáreas radicadas básicamente en el Este y un viñedo que hemos incorporado dónde tenemos 90 hectáreas en Vista Flores, donde estamos incursionando en Chardonnay, Malbec y estamos empezando incursionar con un poquito de Merlot y Cabernet Franc.

-¿De tu bisabuelo que vino de Italia, se afincó en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, empezó allá el negocio del vino, y después se vinieron a Mendoza? 

-Todo comenzó en el año 1939, Chacabuco, Provincia de Buenos Aires donde yo soy la cuarta generación, pero la primera generación inmigrante italiano vino a Buenos Aires y se radicó en Chacabuco, tuvo varios hijos y uno es mi abuelo, Haroldo Santos Falasco, por eso el nombre y en plural porque así se llamaba uno de los hermanos de mi padre -un tío que falleció- y nos instalamos en Chacabuco con una planta fraccionadora, luego con la venida de la ley de Bordón, la ley de envasado en origen, nos vimos obligados a instaurar una bodega en alguna región de Mendoza, porque no podíamos comprar más en el mercado de traslado y embotellar en Chacabuco, construimos una bodega en El Mirador y nos integramos en lo que es una región productiva, donde es más cuantitativa que cualitativa, pero no debemos olvidar que la región Este maneja el 70 al 75% del vino en Mendoza, y si bien Valle de Uco nos da prestigio, altitud, grandes amplitudes térmicas, suelos calcáreos, carbonato de calcio, pedregoso, y un montón de cosas, pero no queremos olvidar que la zona Este nos da fruta y potencial de vinos amables y consumo en el año.