Responsable de Sueldos de TGA Auditores & Consultores

Se publicó en el Boletín Oficial la Resolución 4546 AFIP en la que se establece un incremento del 20% en el mínimo no imponible y la deducción especial del impuesto a las ganancias para los trabajadores en relación de dependencia, jubilados, pensionados y actores; en relación al Decreto 561/2019 promovido por el presidente Mauricio Macri.

Esta resolución difunde las tablas mensuales para efectuar las retenciones del impuesto en relación con las remuneraciones y/o haberes que se abonen en los meses de setiembre a diciembre de 2019. Dicha medida es de aplicación inmediata por lo que los nuevos importes anuales incrementados son los siguientes:

• Ganancia no imponible [art. 23, inc. a)]: $ 103.018,79
• Deducción especial [art. 23, inc. c)]: $ 494.490,17

Cabe aclarar que las deducciones de cargas de familia (cónyuge e hijos) no han sido incrementadas por lo que el impacto de esta medida será muy similar entre un soltero sin hijos y un casado con hijos.

Las diferencias que surjan en la liquidación por la aplicación de los nuevos importes que generen saldo a favor de los sujetos retenidos, deberán ser reintegradas en 2 cuotas iguales en los meses de setiembre y octubre de 2019, exteriorizadas inequívocamente en los recibos de sueldo correspondientes bajo el concepto “Beneficio Decreto 561/2019”.

De tal modo que un empleado soltero sin hijos comenzaría a tener retenciones a partir de un sueldo neto de $ 45.962, cuando anteriormente era de $ 38.300. Mientras que un empleado casado con 2 hijos pasaría a tener retenciones a partir de los $ 58.328 de sueldo neto, cuando anteriormente ese monto estaba en $ 50.667.

Tomando como ejemplo un empleado soltero sin hijos con un sueldo bruto de $ 60.000 a lo largo del año, en el que sufría una retención de $ 1.403,04 mensual; con el incremento mencionado, se le produce un saldo a favor de $ 8.667,63 a reintegrar en 2 cuotas de $ 4.333,92 y el importe de la retención sufrida ahora pasaría a $ 264,05.

Sin perjuicio de cada caso en particular, esta medida provoca un notable alivio en la carga tributaria sobre los empleados en relación de dependencia y jubilados y pensionados.