Por primera vez y desde su fundación en 1952, la Asociación Geológica de Mendoza (AGM) tiene a una mujer como presidente la entidad. En tiempos de mujeres empoderadas, la mendocina Ana Graciela Defant (45) es quien aceptó el desafío tras ser elegida como líder de la comisión directiva en la reciente renovación de autoridades.

“Es un hecho importante que antes no se había dado no por elección sino por la disponibilidad de poder hacerse cargo de la presidencia, pero sí me parece relevante por lo que implica en esta época ser mujer y asumir espacios de responsabilidad”, explicó Graciela.

La AGM también forma parte del Consejo Profesional de Ingenieros y Geólogos de Mendoza, una entidad conformada mayoritariamente por hombres y que hoy además de geólogas, ya cuenta entre sus huestes con ingenieras agrónomas y químicas.

Egresada como licenciada en Ciencias Geológicas de la UNSJ, esta profesional se desempeña en una empresa exploración minera en el área de elaboración de informes ambientales, legislación de propiedad minera y control de calidad. Este nexo con la minería es quizás su motivación para que desde su gestión puedan generarse aportes hacia la industria, en una provincia compleja en cuanto a la percepción de la actividad minera en la comunidad.

“Queremos convertirnos en un referente respecto de la opinión técnica para ir rompiendo con paradigmas instalados, nuestro rol está desde la información a la población porque necesitamos de un cambio cultural al margen de las decisiones políticas”, explicó la geóloga quien respecto a esto último expresó: “Desde la parte empresarial se pidió la reforma de la ley 7.722 (que prohibe la actividad minera), aunque en un año electoral no va a ser discutida pero sí hay expectativas para después de las elecciones”.

Geólogos vinculados al petróleo, la minería, procesamiento de imágenes satelitales y miembros del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), integran el grupo de profesionales que conforman la asociación y con los que buscan convertirse en referentes técnicos de opinión. En este marco la intervención más reciente de la asociación fue a fines del año pasado con un ciclo de charlas sobre fracking, a raíz del impulso a Vaca Muerta, cuya ubicación geográfica comprende una parte del sur de Mendoza. A su vez también continuará el nexo con la Cámara de Empresarios Mineros de Mendoza (Camen) con quien trabajan en forma mancomunada en tareas informativas desde hace unos años.

Por otra parte la reciente creación de la carrera de Geología en Mendoza (hace unos tres años por la Universidad Nacional de Cuyo) abre nuevas perspectivas en cuanto al rol de la entidad. “Los miembros actuales todos estudiamos afuera por lo que es la oportunidad de estrechar lazos con las nuevas generaciones y profundizar todavía más lo que tenga que ver con capacitación y divulgación de la geología”, dijo la geóloga.

Casada con un arquitecto y un hijo de 11 años, sabe que sus nuevos desafíos no serían posibles sin el apoyo familiar. “Las dinámicas de las familias también cambiaron y hoy hay un mayor apoyo para desdoblar las responsabilidades lo que permite que la mujer también pueda desarrollarse en nuevos roles”, cerró.

Experiencia. Más de seis años de tareas en la asociación y experiencia profesional valieron para que Ana Graciela Defant (foto) sea la primera mujer presidente de la entidad.

Lo que viene

Como asociación geológica, la entidad también prevé en esta nueva gestión viajes de campo y visitas a sitios geológicos de interés, realización de talleres y jornadas académicas, mejora de los vínculos con universidades y establecimientos educativos de la provincia, apertura de la asociación a estudiantes de carreras afines a la Geología, desarrollo de un newsletter mensual y difusión de las actividades de la entidad entre otros aspectos.