Aunque la segunda ola y la crisis económica impacten en el sector de la construcción, según el Índice Construya (IC), que todos los meses elabora la entidad que agrupa varias compañías de la industria, registró una suba del 6,49% con respecto a abril último.

El relevamiento también aclaró que los despachos de insumos se ubicaron 29,30% por encima de los registrados en junio del año anterior (plena cuarentena). El análisis también marcó que en los primeros seis meses del año el IC acumuló una suba del 62,90 % en comparación con el mismo período de 2020.

“En junio advertimos una recuperación del conjunto de los despachos de cemento y arena, luego de varios meses de estabilización en un nivel elevado. No obstante, las ventas seguían equilibradas desde hace tiempo, con lo que las pequeñas variaciones de algunos meses no alteran el acumulado en lo que va del año”, destacaron desde Grupo Construya.

El índice mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas de ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, calderas y sistemas hogareños, entre otros.

Otro relevamiento que justifica ciertos signos de recuperación en la industria, es el que realiza el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), que estimó que el empleo formal para el mes de abril registró 324.759 puestos de trabajo, marcando un incremento del 0,9% mensual.

Completando así cuatro meses consecutivos de crecimiento de la cantidad de trabajadores, periodo en el cual se generaron algo más de 30.000 puestos formales. De todas formas se aprecia una desaceleración del ritmo de incremento del empleo respecto al evidenciado en los meses previos.

En la comparación con abril de 2020, mes de plena restricción de la actividad económica por la crisis del COVID-19, se observa una expansión del 18,9% interanual, alcanzando así un volumen de ocupación similar al de marzo de 2020.

Desde el mostrador

La venta de materiales, según los expertos, se mantiene activa porque la gente sigue realizando ampliaciones y refacciones en el hogar, como producto de estar más tiempo en sus viviendas desde que llegó el COVID-19.

Alejandro Guanzetti, presidente de la Asociación Comerciantes e Industriales en Materiales y Construcción (Acimco), dijo a Infobae que la venta de materiales gruesos (arena, cal, cemento) aflojó un poco, pero en sanitarios, cerámicos y grifería se mantiene a un buen nivel de operaciones, impulsadas por las familias que son dueñas de sus hogares donde emprenden refacciones, y la construcción de casas por quienes se mudan al verde, y en menor medida, por quienes levantan edificios”.

Desde el sector informaron que las terminaciones de algunos inmuebles que en su momento debieron detener las obras por la pandemia, actualmente retomaron el impulso de la labor, cumpliendo con los protocolos pero ahora sí se están finalizando las unidades que estaban atrasadas para la entrega.

“En los últimos meses en nuestro caso registramos un incremento de ventas de un 25% y notamos en algunos productos que no llegamos a satisfacer la demanda, porque hay faltantes en commodites importantes (cerámicos, grifería, sanitarios, entre otros)”, precisó Néstor Núñez, de Familia Bercomat.

Lo más vendido y los precios

La empresa Grupo Anacleto, miembro de la Red Metro2, argumentó que en el último trimestre de 2021, las ventas crecieron en promedio un 35%, comparando con el mismo periodo de 2020. Agustín Giffi, gerente comercial de la compañía dijo que, “los materiales más solicitados fueron los que se usan para instalación sanitaria (caños de agua, cloaca y gas), calefacción (calderas), loza sanitaria (inodoros), griferías y pisos y revestimientos”.

En el último cuatrimestre los valores aumentaron más de un 20% promedio, estimaron las empresas consultadas. En varios casos, igual hicieron algunas propuestas para combinar artículos y descuentos a la vez.

“Cómo ejemplos los combos de griferías (para lavatorio, bidé y ducha) van en promedio desde los 20.600 a los 96.200 pesos. En cerámicos y porcelanatos en promedio desde los $700 a los $3.700 el m2. Como tendencia, advertimos que los consumidores, suelen elegir griferías de color negro, pisos símil madera, cementicios grises o de color beige”, detalló Giffi.

Según Acimco, los precios siguen subiendo a razón de un 4 o 5% mensual, pero aparentemente este mes estarían quedándose un poquito más quietos, Guanzetti, aclaró, que “julio recién empieza. Entre las preferencias de la gente predominan la elección de tonos claros para las terminaciones del hogar”.

Las empresas constructoras privadas de viviendas compran materiales para almacenar y así ganarle a los aumentos que por lo general son producto de la inflación y si son artículos importados, por el efecto dólar.

“Los precios son muy variables según la categoría. Todos los meses tenemos promociones accionadas en distintos rubros con oportunidades y financiación, algo clave. El servicio de acopio, siempre lo recomendamos para ganarle a la inflación y permitimos que puedan stockear sus productos en nuestros depósitos”, agregó Núñez. Fuente: Infobae