Bajo el lema “Un Mundo de Posibilidades” (Un Monde de Possibilités en francés) Chandon renovó su imagen con una identidad visual moderna, pero a la vez elegante, con un diseño de etiqueta completamente disruptivo, donde uno de los grandes cambios es la aplicación vertical del logo en su botella, que refleja una manera disruptiva de ver las cosas.

También renuevan las cápsulas y su estrella que ahora tiene siete puntas, que cada una de ellas representa una de las seis Bodegas Chandon alrededor del mundo en 4 continentes diferentes, con bodegas en Argentina, Brasil, Estados Unidos, Australia, China e India,. y la séptima un homenaje al espíritu fundador francés, con su ‘headquarter’ en París, desde donde se centraliza este ‘Maison’.

Para su lanzamiento tuvieron una idea muy original, ya que enviaron a un grupo de periodistas y comunicadores del vino una caja de madera cerrada con una candado de tres cifras, y un código QR que nos indicaba cuantos días, horas y minutos faltaban para el lanzamiento, y una vez llegado el momento se abrió en una web una grabación de Gustavo Perosio, Director General de Chandon para Argentina y Uruguay, y del Chef de Cave, Diego Ribbert, y al finalizar el mismo Perosio da el número de la combinación para abrir la caja con los 5 espumantes y su nueva imagen.

EcoVinos/Ecocuyo dialogó con Gustavo Perosio:

-¿Me interesa saber cómo fueron apuntando a este nuevo restyling?

-El trabajo empezó hace poco más de dos años, lo que estábamos buscando era a través de esta nueva identidad, representar quienes somos como ‘Maison’. Lo que sentíamos que toda la modernidad de la innovación que habíamos tenido en los últimos años no se veía reflejado en el packaging, pero a su vez también queríamos hacer honor a la historia y por eso encontrás el packaging con codigos de marcas muy distintos: una es la estrella de siete puntas, que se pensó con seis estrellas que representan cada bodega y una séptima que representa nuestro origen francés, pero también nuestro espíritu pionero representado también en la creación de Bodega Chandon creada por Robert-Jean de Vogüé en 1959 (en Argentina). Aparece como código de marca 1959 y “Un mundo de posibilidades” porque lo que planteó Robert-Jean de Vogüé en ese momento era expandir las burbujas a través del mundo, y lo que nosotros nos proponemos es seguir haciendo lo mismo. Es un pasado lleno de posibilidades si entendemos que también ahora hay un futuro lleno de posibilidades.

Cada una de las botellas tiene un formato de etiqueta distinta porque representa diferentes maneras de ver las cosas, y también trae al recuerdo mapas antiguos que eran lo que veía Robert-Jean de Vogüé buscando distintos terruños para cultivar la vid para la producción de espumosos.

-¿En cuanto a productos, por ejemplo todas las casas producen Aperitif? ¿En todo el mundo va a haber Apéritif?

-En todo el mundo va a haber Aperitif, pero solo se va a producir en la Argentina que es donde se creo y lo vamos a exportar al resto de los mercados, y eso es lo bueno de ser una ‘maison’ con seis bodegas distintas. De hecho, ya se comenzó la exportación de Apéritif con el nuevo packaging, pero lo que se resolvió es que cada una de las bodegas que generen una innovación va a ser quien va a exportar ese producto y no se va a producir el mismo producto en otro lugar. De alguna manera somos una ‘maison’ pero también mantenemos lo local. Hoy tenemos dos innovaciones en el país: Delice y Aperitif y creemos que el portafolio está muy bien como lo tenemos hoy. En lo que hace a productos diferentes por ejemplo en Brasil tienen el Chandon Passion, que es un producto que se puede tomar con hielo tiene aromas y sabores que recuerdan al maracujá.

-¿Qué representa para Chandon Argentina en volumen las exportaciones de Apéritif?

-Si bien vendemos mucho Aperitif aquí en el mercado local, y ha sido un éxito, lo que vamos a vender en el mundo es mucho más que lo que vendemos en la Argentina. Es un volumen muy importante para nosotros.

-¿En relación a Extra Brut en qué porcentaje está Aperitif?

-Tenemos que pensar que Extra Brut para nosotros es imbatible. De hecho hemos tenido innovaciones como Delice, que transforman muy bien y hoy es el 40 por ciento del volumen de Extra Brut. En el caso de Aperitif estamos hablando de que es un quinto del volumen de Extra Brut, un 20%, pero hay que pensar que para un producto que se lanzó en 2019 y que no pudimos hacerlo conocer en 2020, estamos viendo un éxito que seguramente en pocos años va a replicar el éxito de Delice.

-¿Un tema que me interesa es el concepto de ‘Maison’?

-Es un término francés que se usa mucho en la Champagne. Tenés la ‘Maison’ Dom Perignon, la ‘Maison’ Moët&Chandon, la ‘Maison’ Krug., Lo diferenciador es que nosotros somos una ‘maison’ que estamos en seis lugares distintos, por eso es que decimos que somos una ‘maison’ en la que el sol nunca se pone, porque estamos en India, China, Argentina, Brasil, Estados Unidos, y Australia, cuando es de noche acá en otro lado es de día. Es una ’maison’ que siempre está viendo el sol. Mientras acá estamos durmiendo, los enólogos de Australia están trabajando, lo que genera también eso de un trabajo muy colaborativo entre todas las bodegas.

-¿Todo está centralizado en la zona de la Champagne?

-No, las oficinas centrales están en París.

-¿A partir de este concepto de ‘Maison’ hay una cuestión de globalización en cuanto al marketing general en las distintas marcas que cada vez se ponen bajo un mismo paraguas y tenga un estilo más uniforme?

-La idea es que trabajar como una ‘Maison’ tiene que ver con eso, de alguna manera unificar, pero también manteniendo la autonomía local, porque la forma de comunicar obviamente no son las mismas que pueden ser en China que en Argentina o en Brasil. La forma de vender Chandon no es igual en todos lados por ende la forma de explicarlo tampoco es la misma en todos lados. Lo que sí se unificaron son los códigos de la marca, que hasta ahora no había ocurrido. Teníamos códigos compartidos y otros que no eran compartidos, las etiquetas eran diferentes. Ahora te vas a encontrar que los códigos son todos iguales, pero que Delice y Aperitif, que se hacen solamente en Argentina, los colores y el diseño lo hemos decidido nosotros. Cuando creas una ‘Maison’ lo que se busca es tener ciertos criterios uniformes, como decis vos estar bajo el mismo paraguas, pero teniendo en cuenta que es una ‘Maison’ que nace en Argentina en 1959 y tenemos muy presente el gusto del consumidor argentino, por eso tenemos productos como Aperitif.

-Se logró que ese paladar argentino influya con algo que no existía en otros lados como la categoría Extra Brut, creada por Chandon Argentina, que incluso para otras champañeras y bodegas de nuestro país es su producto insignia en la categoría. ¿En el resto de las bodegas que componen la ‘Maison’ también se produce y comercializa como Extra Brut?

-En realidad se usa Brut. Los únicos que usamos Extra Brut somos nosotros.

-¿Qué significa Chandon Argentina en cuanto a la participación tiene en la ‘torta’ con relación a los otros integrantes de la ‘Maison’?

-Argentina es el mayor productor de espumosos

-¿Desde París como casa matriz se compite con el resto de los ‘Maison’ que componen el Grupo LVMH?

-No hay una separación en el sentido que somos una ‘Maison’ tal como lo es Moët&Chandon; Clicquot; Dom Perignon; Krüg, que están dentro del paraguas de Moët-Hennessy. Y así como tenemos el espíritu de trabajo colaborativo dentro de lo que es el ‘Maison’ Chandon, también ocurren entre ‘maisones’, pero cada uno teniendo un ADN distinto, y cada uno le habla a un consumidor diferente y lo hace de manera distinta.