El Gobernador Alfredo Cornejo recorrió las obras de la autopista Juan Domingo Perón. Las tareas permitirán la interconexión vehicular entre Lujan de Cuyo, Godoy Cruz y Capital. Será una de las obras públicas más importantes de los últimos 20 años.

Se trata de una importante obra vial que permitirá descomprimir el Corredor del Oeste y mejorar la interconexión entre departamentos. La nueva autopista, ubicada en la calle Juan Domingo Perón Norte, contempla una inversión de $266 millones.

La nueva traza de 6 kilómetros tendrá su recorrido desde la rotonda ubicada detrás del barrio Palmares y conectará uno de sus brazos con el Corredor del Oeste y, a la vez, se construirá una nueva salida que la vinculará con la calle Perón Norte. El recorrido continuará por Perón, detrás del barrio La Estanzuela, hasta conectar con el bulevar San Vicente y desde allí hasta la calle San Francisco de Asís, hasta el Parque General San Martín.

“Se trata de una obra de gran importancia que beneficiará a cuatro departamentos de Mendoza, porque cuando se termine, en el inicio de 2020, vamos a poder conectar Las Heras, Capital Luján y Maipú”, dicen desde el gobierno provincial.

La funcionaria explicó que la obra presenta algún grado de complejidad porque requiere el traslado de asentamientos ubicados sobre el trayecto. “El presupuesto original es de más de 250 millones de pesos y es financiada en parte por el Fondo Fiduciario Nacional, un fondo que se utiliza para crear caminos y rutas en toda la Argentina, con colaboración del Gobierno provincial y la municipalidad de Godoy Cruz”, explicó.

En el anteproyecto también se planteó una serie de obras especiales, que son secundarias a la traza principal, pero son indispensables para la optimización de la obra. Se trata de tres puentes: uno sobre Cauce Mauro, otro sobre calle Vistalba y el tercero sobre el zanjón Frías. Además, contempla la adecuación de la rotonda San Vicente-Talcahuano y una nueva rotonda en la intersección San Vicente-San Francisco de Asís.

La obra es financiada por el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), que depende del Ministerio del Interior. Entonces, el sujeto a crédito es la Provincia, por la capacidad crediticia que tiene. La Provincia cede la obra al Municipio y el 60% del desembolso lo paga el departamento, mientras que el 40% restante, la Provincia.