Es el argentino responsable de generar una de las sensaciones más parecidas a volar: a través de melodías sintéticas, capas de sonidos especiales y distintos efectos audiovisuales. Es que Hernán Cattáneo, el DJ exponente del progressive house, subgénero de la música electrónica, logra dominar durante largas horas el cuerpo y las sensaciones del público que lo elige año tras año.

En Europa le dicen “el Messi de la música electrónica” y su reconocimiento trasciende las fronteras, ya que con más de treinta años de trayectoria se ha subido a los escenarios más importantes del mundo: desde Coachella hasta Tomorrowland, pasando por el mítico Amnesia de Ibiza, sin mencionar los lugares insólitos desde donde tocó vía streaming durante la pandemia, como el Aeroparque de Buenos Aires o el Lago Nahuel Huapi, con un eclipse solar de fondo.

Es esa vasta experiencia internacional la que hace aún más sabrosa su llegada a Mendoza: el hecho de que siempre vuelve a sus raíces. El 5 de diciembre, el argentino cerrará su gira por Estados Unidos en Miami para, finalmente, emprender camino hacia Mendoza y protagonizar uno de los shows más esperados de los últimos años: la cita es el 11 y 12 de diciembre, de 13 a 23, en el hotel de Potrerillos.

El sábado 11 Cattáneo se lucirá de la mano de algunos de sus amigos y colegas: Henry Saiz, Graziano Raffa y John Cosani, y se suma a la lista la mendocina Valentina Chaves. El domingo 12 abrirá la jornada Rocío Portillo (también es periodista de radio Nihuil) y luego llegará Paula Os y Soundexile para finalizar con el broche de oro: 6 horas de puro set de Hernán.