La Bodega Faraón, de General Alvear, es desde esta semana Monumento Histórico Nacional. El establecimiento está ubicado en Los Compartos donde funcionó entre 2005 y 2012.

Un proyecto de ley presentado por el diputado nacional radical Luis Borsani, que ya tenía media sanción en la Cámara Baja, fue aprobado este miércoles por Senadores, con lo que se convirtió en ley.

Ahora la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos está comprometida en la puesta en valor de la Bodega Faraón y en realizar sus aportes materiales y técnicos para su revalorización, ni bien entre en vigor la ley.

En su proyecto Borsani explicó: “El valor histórico y cultural que tiene este inmueble es relevante. Recorrer sus instalaciones, que aún se mantienen en pie y funcionan justamente como espacio turístico y cultural, es una experiencia muy recomendable. Que el Congreso apruebe este proyecto de ley que presentamos es realmente muy gratificante. Poner en valor a la ex Bodega Faraón ayudará a proteger el patrimonio vitivinícola cultural de Alvear y de Mendoza. En especial, con esta iniciativa trabajada junto al intendente Whalter Marcolini hemos querido revalorizar patrimonialmente el por entonces innovador sistema de Vasijas de Descube Automático y Cubas de Vinificación”. Fueel ingeniero Víctor Cremaschi, hijo de Anselmo y Antonieta Cremaschi, quien en abril de 1948 patentó a nivel mundial el novedoso sistema de vinificación.

La ex Bodega Faraón representa una época de la industria vitivinícola. Esto no sólo está reflejado en las cubas cónicas y los gigantescos fermentadores continuos de hormigón, que todavía pueden verse en el lugar, sino también en su original diseño, inspirado en la evolución de la vinificación.

“El muro que está detrás del faraón alberga un friso de 3 metros de altura en piedra que tiene plasmada la historia de cómo los egipcios ofrendaban el vino a los faraones. Fue en 1952 cuando Víctor Cremaschi la bautiza como Faraón, porque quería que una figura destacada representara la bodega. Él era amigo de dos estudiantes de arte: Mariano Pagés (escultor) y Carlos Alonso (pintor). A Pagés le pagó un viaje a Egipto para que tomara las medidas y formas de Ramsés II y lo construya (tal cual está hoy). El rostro del faraón, es la cara de Don Víctor a los 52 años. Alonso pinta los murales”, cuentan los guías del lugar.

“Esta ley declara a la bodega Faraón Monumento Histórico Nacional, en el marco de la ley 12.665 (Creación de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos)”, destacó el legislador nacional por Mendoza, Luis Borsani.

Asimismo, el proyecto aprobado no sólo incluye la puesta en valor de la bodega como multiespacio cultural, sino también contempla albergar un museo del vino, una bodega boutique y talleres de arte,a l igual que la futura construcción de un anfiteatro, una galería de arte y un paseo de artesanos.