Sesenta empresarios nucleados en la UIM y todos encolumnados en el Cluster Energético Mendoza, viajaron a San Juan para encontrarse con autoridades gubernamentales y sus pares del sector minero y de energía. El resultado: la firma de un convenio de colaboración que como una suerte de trueque, a cambio de un aval al despegue del corredor- túnel de Agua Negra, consagra el apoyo sanjuanino para el desarrollo definitivo de la minería en la provincia.

“Tenemos que avanzar en una región única para poder trabajar y crecer como economía regional. San Juan nos lleva 12 años de ventaja en el trabajo minero y también va más rápido en lo relacionado a energías renovables, las expectativas es que en Mendoza podamos avanzar y comenzar a trabajar ya que hace 8 años que en nuestra provincia no se crea trabajo genuino”, destacó Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM).

De hecho, la cruzada mendocina encabezada por Badaloni en busca de complementariedad e integración regional fue mas allá para impulsar una misión conjunta de los sectores privados de ambas provincias rumbo a Neuquén.

El objetivo explicito es marcar presencia con el inicio de operaciones extractivas en el megabloque hidrocarburifero de Vaca Muerta. También participaron del convenio Hugo Boransky, presidente de la Unión Industrial de San Juan y el gerente de la Cámara de Servicios Mineros de San Juan, Alejandro Donna.

El documento titulado “Es tiempo de sinergia”, caracteriza a una economía regional interprovincial “que requiere sinergia publica y privada, provincial y nacional”. En tal sentido, estipula “dar inicio a un marco de trabajo y colaboración regional”, desde problemáticas como “débil infraestructura logística, impuestos distorsivos y tenues herramientas para financiar actividades productivas”.

“Necesitamos empezar a trabajar. Hace 8 años que no generamos empleo privado, y la pobreza en Mendoza no nos permite darnos el lujo de prescindir de la minería y tampoco del petroleo”, remarco Badaloni, en referencia a la discutida ley 7722 que regula la actividad metalífera en Mendoza. Fue la ocasión en la que el mendocino insto a sus pares vecinos a una sinergia para avanzar en territorio neuquino donde ya un cluster de firmas de Cordoba (ex autopartistas) presta servicios.

Respecto al marco legal vigente en Mendoza, el senador Juan Agulles, autor de una iniciativa para flexibilizarla, adelanto que volverán a la carga con ese objetivo en la Legislatura .

Según Agulles, “es una ley que le ha hecho mucho dano al desarrollo económico de Mendoza. Vamos a legislar para cambiar esa situación”. Para eso, los empresarios apuestan al timming político, y asumen que ante la proximidad de las elecciones el momento indicado será tras las PASO (Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias).

El caso sanjuanino con aporte mendocino

El encuentro realizado en la Casa de Gobierno sanjuanina tuvo como anfitriones a los ministros de Mineria, Alberto Hensel, y de Produccion, Andres Diaz Cano. Precisamente Hensel fue enfático respecto a las claves del impulso alcanzado para la producción minera de la mano de Veladero y Casposo, desde la llamada licencia social hasta los controles y su impacto economico.

“Mantuvimos la decisión política contra viento y marea. No hay lugar para discusiones estériles en esto. Muchos solo se quedan con la critica a la contaminación, cuando la minería es la madre del resto de las industrias”, subrayo el funcionario, sin dejar de citar que la actividad ya representa “creció el doble que el país” hasta alcanzar 12% del PBG provincial, “al igual que en Chile”, ni negar que el episodio con cianuro que involucro a Barrick Gold en Caucete le provoco varios dolores de cabeza por la reacción de los habitantes.

No obstante, tampoco ahorro criticas a la política económica nacional al advertir distorsiones en cuanto al reparto de la renta y regalias. “Si la potestad de los recursos son de la provincia, no puede ser que de cada 8 pesos generados 7 se los lleve la Nación” critico.

A la hora del diagnostico, la actualidad de la minería en San Juan, si bien contrasta con la parálisis de Mendoza, también sufre las consecuencias del parate económico y de cierto declino en la productividad a la espera de que algunas millonarias promesas de inversión (hasta u$s 30 mil millones en IED según la cartera) se concreten.

Efectos que también se sienten en el aporte de los proveedores de servicios provenientes de Mendoza, hasta ahora predominantes en el medio de la mano de la construcción, transporte y maquinaria. Así, de acuerdo a datos de CASEMI (Camara de Servicios Mineros) sanjuanina, de una participación histórica superior al 50% en el ultimo ano apenas redondeo unos u$s 30 millones. Esto es, no mas del 10% de la oferta total de servicios.
Varios de ellos concluyeron la jornada en San Juan con una ronda de testimonios catárticos acerca de los obstáculos tanto políticos como económicos y sociales (licencia incluida) que impiden el despegue minero en Mendoza. Y los positivos referidos a la experiencia sanjuanina.

“Hay que mantener la decisión política contra viento y marea”

El ministro de Energía de San Juan, Alberto Hensel, dio fuertes definiciones de cómo su provincia avanzó en el desarrollo minero, sector que en Mendoza está vedado por efecto de la ley provincial 7.722.

  • “La idea no es enseñar, el objetivo es compartir la experiencia que hemos vivido desde el momento en el que se generaron las condiciones para desarrollar la minería en Argentina, sumando el control ambiental minero y la promoción de inversiones.
  • En nuestro caso hemos tenido una diversificación de la matriz productiva gracias a la minería y hoy 63% de las exportaciones de San Juan provienen de la actividad minera. La minería representa 12% del Producto Bruto Geográfico de San Juan, mueve nada menos que 50% de la economía. Además, ha generado más de 1.200 pymes en los últimos años”.
  • Sobre cómo convive la minería con otras actividades, el funcionario del Gobierno de San Juan afirmó que “no reemplaza ninguna actividad y motoriza la economía de la provincia, aunque tenemos experiencias positivas y algunas no tanto”.
  • En relación a cómo podría avanzar Mendoza, Hensel aseguró que “hay que dejar atrás las discusiones estériles y las rivalidades sin sentido. San Juan y Mendoza son provincias llamadas a ser las más potentes de Argentina. Nos tenemos que poner de acuerdo y lograr consensos para avanzar en ese sentido”.
  • En relación al recelo que genera la minería en algunos sectores, el funcionario opinó que “la desconfianza se basa en la falta de información y el desconocimiento, hay que darle prioridad a las comunidades locales porque sin licencia social no se puede hacer minería”. Y cerró: “No se puede decir que no hay posibilidad de que ocurran inconvenientes, pero cuando ocurren hay que tomar las medidas adecuadas. En Veladero (tras un serio problema ambiental) se detuvo el proyecto a pesar de ser la mina de oro más grande del país. En definitiva, hay que disminuir el riesgo lo máximo posible”.

Energía

En lo relacionado a la energía eléctrica, la delegación mendocina tuvo un encuentro con directivos y técnicos de la Empresa Provincial de Energía de San Juan (EPSE). Pero además, se realizó una visita al Parque Fotovoltaico Ullúm, donde los participantes se interiorizaron sobre la gestación del parque, su puesta en funcionamiento y el trabajo que hoy se realiza en el lugar.

Visita a Neuquén

El presidente de la UIM, Mauricio Badaloni, durante el inicio de la actividad, a la que calificó como “inédita”, agradeción la excelente predisposición del anfitrión, la Unión Industrial de San Juan.

Finalmente, Badaloni indicó que se continuarán realizando actividades junto a sus pares sanjuaninos, en pos de potenciar las cualidades de ambas provincias.