Pablo Cocucci, Gabriel Peralta, Marcos Herrera y Cristian Cocucci
Periodista

Inmoclick es una de las principales plataformas del país que ofrece inmuebles en venta, alquiler y alquiler temporario, publicados por inmobiliarias, constructoras y particulares.

Nació en Mendoza hace 15 años, cuando pocos imaginaban una realidad como la actual en la que prácticamente nada se puede transar, conocer o difundir fuera de la web o sus redes. Hoy cuenta con fuerza comercial propia en Tucumán, Salta, San Juan, San Luis y Neuquén, pero publica propiedades de toda la Argentina.

Este market place sobre real state ofrece planes de publicación a medida así como un aviso gratis por año para cualquier particular que quiera ofertar su casa. “Esto es así porque, en primer lugar, éstos no buscan hacer un negocio sino resolver una necesidad. En segunda instancia debido a que sabemos que pueden publicar gratis en casi todos los medios”, explicó Marcos Herrera, socio y director Comercial de la empresa.

Inmoclick hoy suma unos 80.000 avisos a nivel nacional y 50.000 usuarios únicos por semana, lo que se traduce en 120.000 a 150.000 visitas semanales. Así, el 2020 lo cerró con 1.200.000 usuarios únicos y 4,5 millones de visitas. De ese tráfico, el 45% es de Mendoza, provincia donde hay unas 12.000 propiedades publicadas y en la que 450 inmobiliarias forman parte de la red.

La performance y prestigio que el sitio tiene hoy es fruto de la insistencia y el trabajo tanto de Herrera como del resto de los socios: Gabriel Peralta y Cristian y Pablo Cocucci. Los dos primeros fueron los que, en 2005, comenzaron con la idea que mutó para convertirse en lo que son hoy.

Al año siguiente de ese comienzo se sumó Marcos, amigo desde la adolescencia de Gabriel y allí comenzó un camino de aprendizaje en el que no faltaron las penurias económicas y personales, la superación de desafíos, la necesidad de reinventarse, tomar todo tipo de trabajos para salir adelante y –más tarde- conectarse con otros emprendedores y startups a través del programa de entrenamiento que posee Endeavor y que los ayudó a romper estructuras, conectarse, abrir la cabeza así como nutrir a otros a través de su propia experiencia.

Pero eso fue mucho después de que en febrero de 2009 –y luego del golpe sufrido por la crisis de las hipotecas el año anterior y de una propuesta de compra de Clarín que se cayó- el equipo rediseñara el sitio, lo reprogramara y Marcos –recién incorporado a la sociedad- rediseñara la estrategia de venta. Entonces, se juntaron con la gente del sitio deRuedas con quienes compartieron oficina y gastos a la vez que sinergizaron conocimiento y experiencias.

“Fue bueno para los dos y ahí comenzamos a crecer, a tomar confianza y a animarnos a cobrar más”, contó Herrera quien agregó que el camino incluyó perfeccionamiento y estudio sobre finanzas, metodologías y objetivos concretos. Hoy, Inmoclick tiene la costumbre -durante enero- de hacer un alto en el camino con el fin de establecer los objetivos anuales o trimestrales, tareas y proyectos de manera medible.

“Recién a mediados de 2012 empezamos a ganar un peso; es decir, un sueldo promedio”, recordó Herrera. ¿Y cómo sostuvieron tantos años la propuesta sin abandonar en el intento? “Es que nunca dejamos de crecer”, aseguró el Ejecutivo al tiempo que explicó que, con el tiempo, descubrieron la pasión de armar equipos de trabajo, diseñar estrategias y superar los desafíos que siempre se presentan. Hoy la empresa cuenta con 15 empleados en relación de dependencia y unas 7 personas más que colaboran en distintos aspectos con la firma más allá de varios intentos de compra ya que “siempre está en venta”.

Hace dos años, en el marco de la ley pyme, se expandieron a 5 provincias y, para este 2021, la empresa apuesta a crecer un 100% así como a consolidar su 20% anual de suba en cantidad de visitas. “En términos de tecnología, la idea es utilizar los datos que manejamos para ofrecer mejores herramientas a nuestros clientes a la hora de publicar”, especificó Herrera para quien el mercado inmobiliario se ha transformado de manera positiva en los últimos años.

Es que, desde su perspectiva, este es un valor agregado de la plataforma así como la calidad de los avisos y el modo en que moderan lo que se publica con el fin de que sea más accesible y amable para los visitantes lo que, por supuesto, se traduce en cantidad de navegantes.

Con respecto a esto, la experiencia les mostró que las capacitaciones ofrecidas a sus clientes en 2020 fueron un modo de valorizar su servicio así como de continuar perfeccionándose en un año en el que la pandemia les impidió viajar, como venían haciendo, a congresos internacionales con el fin de perfeccionarse.