La hidroponia es un método de cultivo innovador que no precisa suelo para su producción. Una de sus ventajas es que permite lograr plantaciones de alta calidad en espacios reducidos. El nuevo proyecto para producir frutillas demandará una inversión millonaria y está basado en innovación, eficiencia, sustentabilidad y reducción de agroquímicos.

La empresa del sector inmobiliario Salvago, radicada en Mendoza y conocida por desarrollos como El Torreón, Vistacruz y Centro Empresarial Torreón, decidió embarcarse en el primer proyecto del sistema hidropónico NGS (New Growing System) del país que verá la luz en 2020. NGS es una empresa española que se dedica exclusivamente al desarrollo de nuevas tecnologías para la producción de cultivos.

Mediante este método de cultivo, la expectativa es producir 900 toneladas de frutillas anuales.

Al respecto, Roberto Oehler, director general de Salvago, nos cuenta: “Nuestra empresa tiene una unidad de negocios no inmobiliaria, Ceymac, a través de la cual, comercializamos productos de diferentes socios en el mundo. Uno de ellos es el sistema New Growing System del Grupo Primaflor en España, referente mundial en hidroponia, del que tenemos la operación en Argentina, Uruguay, México y Estados Unidos.

Para este desarrollo nos hemos asociado con la empresa ADBlick, con vasta experiencia en estructurar negocios de inversión agrícola.

El modelo es un fideicomiso conformado por interesados de distintas latitudes que pueden ingresar en el proyecto con fichas de inversión que parten en US$ 15 000. La inversión total será de aproximadamente de US$ 3 millones y medio”.

La evolución de la agricultura

“Decidimos incursionar en la hidroponia ya que es un método sumamente productivo y efectivo, incluso, hay una tendencia en el país a migrar hacia este sistema pero muchas veces, el acceso al crédito lo limita. En este caso, a través de la sociedad con ADBlick, abrimos la posibilidad a pequeños y medianos inversores nacionales de ser parte de este proyecto único.

La hidroponia permite producir en espacios reducidos, sin tierra y con poca cantidad de agua. El resultado es la mayor producción de frutas y verduras de excelente calidad. Ya existen cultivos de este tipo de frutillas, tomates y lechuga en distintos lugares del mundo”, indica Oehler.

Roberto Oehler, director general de Salvago: “Decidimos incursionar en la hidroponia ya que es un método sumamente productivo y efectivo. A través de este formato, abrimos la posibilidad a pequeños y medianos inversores nacionales de ser parte de este proyecto único”.

Al consultarte sobre la elección de la frutilla para el primer desarrollo, explica: “es una fruta que se da muy bien y además de tener un gran mercado interno, está la posibilidad del mercado externo, muy conveniente en determinadas épocas. Incluso, el lugar a donde se hará el cultivo está ubicado estratégicamente en Buenos Aires, en una zona cercana a Ezeiza, de modo que, rápidamente, la producción pueda ser enviada al exterior”.

El proyecto está en etapa preliminar, la empresa ya está constituida, el equipo armado y ADBlick está cerrando las intenciones con los inversores interesados.

“La idea es sumar a productores locales ya que Mendoza es una alternativa para futuros desarrollos hidropónicos. De hecho, hace unos días, hicimos una presentación en la provincia destinada a posibles interesados”, finaliza.

Estas son algunas de las ventajas de este sistema de producción: 

  • Utiliza 90% menos de agua – sistema de producción sustentable.
  • Permite la producción cercana a los mercados, reduciendo la huella de carbono.
  • Minimiza el uso de agroquímicos (elimina el bromuro de metilo)
  • Permite obtener rindes hasta 10 veces mayores que la agricultura tradicional.
  • Minimiza el riesgo productivo, con el control de las variables de crecimiento
  • Mayor calidad y uniformidad de la producción.
  • Crecimiento más rápido por la atmósfera controlada y la dosificación de nutrientes.
  • Permite la automatización y robotización de procesos.