Responsable Impuestos - TGA Auditores & Consultores

Con el objetivo de formentar el régimen de Generación Distribuida de Energías Renovables, la ley nacional Nº 27.424 establece una serie de beneficios promocionales para los usuarios.

Uno de ellos es un Certificado de Crédito Fiscal (CCF). De acuerdo a la disposición N° 83/2019 de la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética se aprueba el procedimiento para obtener el “Certificado de Crédito Fiscal del Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energías Renovables”.

A nivel Nacional y de acuerdo a diversas políticas que se están implementando en el país para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se estableció un mecanismo para el fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Pública. Diversificar nuestra matriz energética mediante la inversión en energías renovables contribuye al cumplimiento de los ODS 7, 11 y 13.

Aquellas empresas que deciden invertir en la colocación de paneles solares e inyectar energía a la red tienen la posibilidad de obtener un bono de crédito fiscal que podrá ser aplicado al pago de impuestos nacionales, ya sea impuesto a las ganancias o impuesto al valor agregado, entre otros. Los Usuario-Generadores que acrediten fehacientemente el cumplimento de los requisitos establecidos podrán gozar de dicho beneficio.

Esta iniciativa no tiene como fin recuperar la inversión realizada, sino premiar a aquellas empresas que por convicción o demandas del mercado realizan inversiones en pos de ciudades más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Los bonos electrónicos emitidos tienen una vigencia de 5 años contados desde el 1 de enero del año siguiente a la fecha del otorgamiento. El monto del CCF es de $30.000,00 por kW instalado, hasta un máximo de $2.000.000,00 por instalación, de acuerdo a la última actualización de los montos publicada el pasado mes de septiembre, motivado por los cambios en las variables de la economía argentina.