Periodista

En medio de la debacle que implicó la pandemia para muchas empresas, el Grupo mendocino LTN –formado por las firmas locales Friolatina, Acerolatina y Bervill- está a punto de finalizar el año sosteniendo una balanza que se inclina a su favor y que, pese a la incertidumbre actual, espera un 2021 con similares características.

En este contexto, la empresa apunta a invertir unos $20 millones para construir un show room de sistemas constructivos en seco o con paneles.

Según el presidente del Grupo, Gustavo Bernardi, se tratará de una suerte de “territorio LTN” ubicado en la sede principal del carril Rodríguez Peña para ofrecer un espacio en el que las personas puedan conocer de qué se tratan estos sistemas, cuáles son, cómo “funcionan”, con qué se hacen o el modo en que se realiza su colocación con el fin de optimizar su versatilidad.

La tendencia de la construcción sustentable se replica tanto en el ámbito residencial y comercial como en el industrial pero desde la empresa tienen claro que aún hoy hay quienes no saben bien de qué se trata esto y buscan ser pioneros en la posibilidad de exhibirlos al mismo tiempo que dar a conocer de primera mano, sus ventajas, detalles y posibilidades. “Nadie consume lo que no conoce”, destacó el empresario.

El objetivo es que el show room esté listo en el primer semestre del año que viene y que, entre otras cosas, funcione como una especie de centro educativo en el que hasta los alumnos de las escuelas podrán acceder al funcionamiento básico de esta tecnología sustentable que –entre otras cosas- es eficiente en tiempo, agua y energía.

Sin pausa, el crecimiento de la construcción en seco viene siendo un hecho, pero este año tuvo el impulso impensado de la pandemia debido a que el Estado Nacional salió a construir 12 hospitales modulares en distintos puntos del país y la empresa mendocina fue la proveedora de toda esa panelería. “Esos hospitales se armaron en un plazo máximo de 60 días”, explicó Bernardi.

Hospitales modulares

Bajo la misma necesidad de acelerar los tiempos, LTN también aportará la materia prima para la construcción de hospitales modulares dentro de las cárceles con el fin de que los detenidos no tengan que trasladarse en función de las condiciones de seguridad general, practicidad y seguridad sanitaria en particular.

Por este motivo, y pese a la incertidumbre que por estos días viene sumando el valor del dólar (entre otras variantes incontrolables), desde el Grupo se animan a proyecciones relativamente positivas para el 2021.

Esto los ha impulsado a motorizar otro proyecto que se hará realidad apenas las condiciones sanitarias lo permitan. Se trata de incorporar a mujeres al trabajo de montaje de los paneles. Sin bien la firma ya tiene una escuela de capacitación en el tema, la apuesta por las damas tiene que ver no solo con ofrecer una salida laboral diferente sino con que ellas son una mano de obra más “fina” y detallista, que es lo que en parte requiere el armado de las cuadrillas de los paneles. “Ya se está capacitando a las capacitadoras”, se entusiasmó Bernardi quien está convencido de que parte del éxito de cualquier tipo de material está en su correcta colocación y armado.

Con respecto a las empresas del grupo, Bervill S.A fue inaugurada en 1993 para la fabricación de equipos compactos para cámaras frigoríficas. Después llegó Friolatina (soluciones integrales en cámaras frigoríficas modulares, cerramientos, ingeniería de proyectos industriales y residenciales) y en 2012 se abrió Acerolatina SA destinada a la fabricación de paneles y soluciones constructivas eficientes.