La bodega municipal “Raíces de Junín” se prepara para poner en el mercado un nuevo formato de vino, para darle salida a la producción.

“Vamos a sacar un vino gasificado en lata, cuya marca será Frisantino”, confirmó a radio Nihuil, el intendente Mario Abed.

El funcionario dijo que este producto será elaborado por la bodega municipal Raíces de Junín y que “la idea es obtener un producto de baja graduación alcohólica, de alrededor de 5 grados. Lo vamos a envasar en lata con el objetivo de obtener una bebida apetecible al gusto de la gente, y prácticamente sin alcohol”.

En este momento, los impulsores de esta idea están en la búsqueda de una enlatadora para envasar el producto y ya están avanzadas las tratativas para utilizar una planta de la empresa Talca en el departamento, que hoy no está operativa.