Ricardo Fernández Nuñez, dueño del grupo vitivinícola internacional Vinos de la Luz, con bodega y viñedos en el Valle de Uco, alquiló un avión para sacar a 24 argentinos que quedaron varados por la pandemia de coronavirus en Kiev, capital de Ucrania. Varios de estos casos habían viajado para buscar a sus hijos que nacieron por vientres subrogados. Llegarán a Madrid y de allí viajarán a Argentina. Su llegada se espera el sábado 30 de mayo.

El bodeguero internacional no conoce a ninguna de estas personas, pero cuando se enteró que había 24 argentinos varados en esa ciudad, varios con sus hijos recién nacidos, no dudó en ayudar.

Se enteró de la situación cuando vio una noticia de una mujer oriunda de Villa María, Córdoba, donde nació él, que pedía ayuda para poder ser repatriada junto a su marido y su bebé que había nacido en Kiev por vientre subrogado. En ese momento se puso en contacto con esa familia, quienes le contaron que eran cinco matrimonios que fueron a buscar a sus hijos recién nacidos, pero que en total había 24 argentinos.

Casualmente Ricardo también está en Kiev, donde cumple con una estricta cuarentena por coronavirus desde el 20 de marzo, igual que en Argentina. Había viajado para hacer negocios con sus reconocidos vinos, ya que cuenta con bodegas no solo en el Valle de Uco, en Mendoza, sino también en España e Italia, y como viaja constantemente tiene casas en Buenos Aires, Mendoza, España, Italia y Ucrania.

En empresario bodeguero de 73 años produjo en 2019 700 mil litros de vino en sus tres bodegas de Mendoza, Ribera del Duero en España y Montalcino en Italia. Y piensa expandirse aún más, ya que pretende desembarcar también en California.

Su vino Iluminados Vinos de la Luz Malbec de 2015, de Altamira, en el Valle de Uco, fue calificado como uno de los mejores 50 vinos del mundo por Decanter Word Wine Awards.

En marzo se enteró que había 8 argentinos varados en la ciudad china de Wuhan, donde comenzó el Covid-19. Cancillería le pidió ayuda y él se hizo cargo de los pasajes para que estas personas pudieran llegar a Ucrania, ya que era el único país que aceptaba recibirlos, y una vez en Kiev pagó su traslado hasta Madrid para que pudieran regresar a Argentina.

Siempre que Ricardo se entera de alguna situación complicada como esta se comunica con Cancillería para ofrecer ayuda y sus recursos. Y así fue como, a principios de mayo, ofreció en un primer momento llevar a estos 24 argentinos desde Kiev hacia Roma en un avión privado, pero ya no había cupo.

Ricardo Fernández Nuñez contó a BAE Negocios que pocos días después lo contactaron desde Cancillería y le pidieron un gran esfuerzo. Si podía hacerse cargo de los costos de los 24 argentinos para que llegaran a Madrid, y luego mandar a otros 18 argentinos que necesitan llegar a Ucrania, para ir a buscar a sus hijos que nacieron por vientre subrogado.

“Les dije que sí, por supuesto. Todo comenzó el 3 de mayo y en 20 días estuvo resuelto. Son papás que vienen a buscar a sus hijos, sólo los ven por fotos, te destroza el corazón, me han conmocionado. Alquilé un avión Embraer 145de 48 plazas para poder llevar y traer a todos”, dijo el bodeguero internacional.

“No soy una ONG, soy un empresario pero me siento mejor, pudiendo hacer esto. Es invertir en algo que no tiene precio. Hay un lema en la familia de la bodega que es ‘Compartir el bienestar’, la vida nos trató medianamente bien. Esto es una encrucijada para la vida de todos los involucrados, inclusive para mía, había que jugársela y me jugué. La reacción instintiva es ayudar, después se verán los costos”, sostuvo el creador del vino Callejón del Crimen, el cual se exporta desde Mendoza y es el más vendido en las tiendas de El Corte Inglés.

El sábado 30 llegará a Ezeiza el vuelo que trae a los argentinos que Ricardo Fernández Nuñez ayudó a volver, y saldrá el vuelo con las 9 familias que irán a Kiev a buscar a sus niños nacidos a través del alquiler de vientre.