En Mendoza trabajan 13.000 personas para la industria del conocimiento que abarca rubros como alta tecnología, informática, telecomunicaciones, robótica, nanotecnología e industria aeroespacial. Un sector en expansión mundial y con un importante desarrollo en Argentina durante los últimos años.

En opinión de Mario Lázaro, director gerente de Fundación Pro Mendoza, la demanda en este momento en la provincia es superior a la oferta. Esto significa que existen muchas posibilidades de que este espacio productivo siga creciendo y por eso el gobernador Alfredo Cornejo aprovechó la experiencia Endeavor Mendoza 2019 para decir que sueña con la “Mendocalifornia o Mendoisrael”, refiriéndose a la necesidad de generar condiciones para incentivar las nuevas tecnologías y las innovaciones.

Carlos Pallotti, coordinador general del programa Mendoza Tec, detalló que hay 3.000 trabajadores que desde Mendoza exportan servicios de software. El principal mercado es Estados Unidos y le siguen otros países de América Latina. Elaboran herramientas para el manejo de ciudades inteligentes, celulares, video juegos y aplicaciones.

“Mendoza está entrando en una etapa interesante en cuanto a las posibilidades que tiene de trabajar en la industria del conocimiento”, explicó Fernando Roux, el empresario local trabaja desde hace varios años ofreciendo app para el Vaticano. Con un equipo de 35 personas crearon lo que fue conocido en el mundo como el Pokémon Go religioso.

“La industria del conocimiento fue durante mucho tiempo para pocos y ahora se nota una apertura bastante grande, principalmente porque la diferencia cambiaria permite exportar. El software en el mundo siempre se contrató a los indios pero Argentina es más atractiva porque culturalmente hay más entendimiento con el americano y los europeos”, dijo Roux.

El empresario y emprendedor mendocino Julián Groisman, reconocido en el ámbito del real estate e impulsor de Endeavor Cuyo, señaló que actualmente la provincia sólo exporta 1.600 millones de dólares (2,2% de todo el país), y que en el 2030 la Argentina tiene como meta llegar a los 300.000 millones de dólares en exportaciones, de los cuales 15.000 millones de dólares serán de las IBC (Industrias Basadas en el Conocimiento).

Así, Mendoza debe tener en claro dos objetivos: alcanzar 6.000 millones en despachos generales y que al menos un 12,5% correspondan a las IBC. De esta manera, este incipiente sector en la provincia podrá alcanzar 750 millones de dólares, prácticamente lo mismo que hoy logra la industria vitivinícola.

“Estamos creciendo año tras año. Hoy estamos empezando a ver un semillero muy importante de emprendedores desarrollados con base tecnológicas y con diferentes servicios. Hoy la revolución tecnológica está traspasando todas las industrias”, indicó Groisman.

Radiografía local

Mendoza tiene un ecosistema productivo tecnológico desarrollado desde hace varios años. En el sector conviven empresas mendocinas que han ido creciendo con firmas nacionales e internacionales que se han ido instalando y generando al mismo tiempo distintos centros y propuestas que ya funcionan en el mundo. El caso más emblemático fue Uber.

Acompañan este impulso, el sistema educativo y público que se ha ido adaptando a los cambios y exigencias del mercado. Algunas políticas municipales como el parque TIC en Godoy Cruz señalan esta tendencia imparable que colocan a la provincia dentro del grupo de regiones de Argentina que están peleando el tercer puesto en tamaño productivo.

“Buenos Aires y Córdoba siguen llevando la delantera”, explica Pallotti que antes de trabajar para el equipo de Cornejo se había desempeñado como subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos en el Ministerio de Producción de la Nación. “Mendoza junto con Tucumán, Mar del Plata, Tandil, Santa Fe, Entre Ríos y Rosario, son las que pelean el tercer lugar”, dijo.

Para ganar a nivel regional se realizan distintas acciones que cuentan con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El objetivo es hacer aumentar el tamaño de toda la industria tecnológica y ponerla a competir en las grandes ligas internacionales. Uno de los primeros enfoques fue la educación.

Para capacitar a alumnos de primaria y secundaria en habilidades de programación y computación se lanzó la plataforma Mendogamers disponible para chicos de colegios públicos y privados. Al momento ya se inscribieron cientos de estudiantes y se han capacitado 400 docentes como mentores de estos chicos.

También se realizó el lanzamiento de 600 becas con un complemento de 400 más para estudiar programación, de manera gratuita. Los cursos se impartirán en distintas universidades y centros educativos de toda la provincia. Con oferta en Ciudad, Guaymallén, Godoy Cruz, Luján, Alvear y San Rafael. La formación habilita para una salida laboral directa.

Pallotti explicó que desde el Gobierno se busca también atraer “proyectos de alto impacto”. Estas iniciativas cuentan con apoyo financiero mediante un crédito blando. Está abierto a empresas mendocinas o extranjeras. El crédito es de hasta 300 mil dólares a pagar en cinco años. “La idea es traer empresas con proyectos que sean disruptivos e innovadores”, dijo.

“Estamos lanzando un programa de subsidia a la tecnificación de cadenas productivas, como puede ser el agro o la vitivinicultura, la metal metalúrgica, otros sectores productivos que necesiten determinadas tecnificación de sus procesos. Vamos a dar unos aportes no re reembolsables”, dijo el coordinador del programa Mendoza Tec. Fuente: Diario El Sol