La marca Walmart comenzó a despedirse del mercado argentino. El emblemático nombre de la cadena de supermercados más grande del mundo desaparecerá en unas semanas y todos los locales de la marca pasarán a operar con la marca Changomas.

El cambio de nombre, adelantada por la web especializada Trade y Retail, es la culminación del proceso que se inició a fines del año pasado cuando el empresario Francisco de Narváez concretó la compra de Walmart Argentina, en una cifra cercana a los US$44 millones.

La operación incluyó el traspaso de 52 tiendas que operaban con la marca Changomás y otros 31 hipermercados -sucursales más grandes- que originalmente funcionaban con el nombre de Walmart y que ahora serán gradualmente reemplazados por la marca Hiper Changomás.

La marca Changomás nació en la Argentina, como una propuesta básicamente de precio y apuntando a un segmento más popular y de entrada tuvo una gran aceptación por parte del consumidor.

“Hiper Changomás llega para dar respuesta a las necesidades de los consumidores a través de una propuesta diferencial, que busca ofrecer la mejor calidad de productos al mejor precio, así como una experiencia cercana y localmente relevante, en todas las ciudades del país”, explicaron en la cadena controlada por De Narváez.

La puesta en marcha de la nueva marca Hiper Changomás se llevará a cabo de manera escalonada, en 29 tiendas a lo largo de todo el país, a partir de este mes, comenzando por las sucursales de Luján, Avellaneda, Olavarría, Corrientes y Resistencia.

En la actualidad, la cadena Walmart/Changomás controla 12% del negocio supermercadista argentina y ocupa el cuarto puesto del ranking detrás de Carrefour, Coto y Cencosud (Jumbo/Disco/VEA).

La presentación de la nueva identidad corporativa y la marca Hiper Changomás forman parte de un plan de inversión de US$120 millones en los primeros tres años.