El INTA, desde su creación en 1956, elige a sus autoridades por concursos abiertos que se renuevan cada 4 años.

Claudio Galmarini comenzó formalmente sus funciones como Director del Centro Regional Mendoza-San Juan INTA el viernes 22, en un acto celebrado en el camino de las acacias, dentro del predio de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Mendoza INTA.

Galmarini es el sucesor de José Gudiño, quien recientemente finalizó su periodo en ese cargo.

El evento, en el que participó personal de las 5 unidades que el INTA tiene en la Región (EEAs San Juan, Mendoza, Junín, La Consulta y Rama Caída) contó también con la presencia de funcionarios nacionales y provinciales que acompañaron en su asunción a quien será la máxima autoridad del organismo en la Región.

Entre los presentes estuvo el Secretario de Agricultura, Ganadería y Agroindustria del Gobierno de San Juan, Ariel Lucero; el Vicepresidente del INTA, Mariano Bosch; el Director Nacional, Carlos Parera; la presidente del Consejo Regional del INTA, Gabriela Feresin y el Director Regional saliente, José Gudiño.

También participaron autoridades provinciales y municipales de los gobiernos de Mendoza y San Juan, así como autoridades de instituciones académicas, de investigación y servicios de la región cuyana.

Claudio Galmarini, Carlos Parera, Ariel Lucero, Gabriela Feresin, José Gudiño y Mariano Bosch.

Entre estos podemos mencionar a Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina; Carlos Tizzio, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura; Juan Carlos Pina, Director de Bodegas de Argentina; Flavia Filippini, decana de la Fac. de Ciencias Agrarias, UNCuyo; Joaquín Lleras, vice decano de dicha casa de estudios; Raúl Tornello, decano de la Facultad Don Bosco y Elena Abraham, directora del CCT Mendoza, CONICET.

Perfil del nuevo director

Claudio Galmarini es ingeniero agrónomo egresado de la Universidad Nacional de Cuyo, Magister en mejoramiento genético del Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza, España, y PhD. en genética y mejoramiento vegetal de la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos.

Ingresó en 1988 al INTA como investigador de la Estación Experimental Agropecuaria La Consulta, en el área de mejoramiento genético de hortalizas. Coordinó desde 1996 hasta la actualidad el Programa Nacional de Hortalizas, Flores y Aromáticas del INTA. Es, también, Investigador Principal del CONICET; Profesor titular de Horticultura y Floricultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo. Entre 2009 y 2018 dirigió la carrera de Doctorado en Agronomía de esa universidad.

Galmarini ha sido consultor internacional, además ha dictado cursos y conferencias en el país y en el extranjero. En 2017 fue incorporado como miembro de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria de Argentina.

Durante el acto de asunción del cargo, Galmarini expresó que “es un gran desafío la tarea que tenemos por delante. Las problemáticas en el sector son variadas y estamos en tiempos de cambios vertiginosos. Esto requiere gran capacidad de adaptación para cumplir los objetivos que nos guían y que se lograrán siempre y cuando los abordemos en articulación con otras instituciones y junto a los actores del territorio. Entre los desafíos, debemos ocuparnos de diversificar la matriz productiva, solucionar los problemas de mano de obra, de escasa organización sectorial, de contaminación del medio ambiente y del avance de lo urbano sobre lo rural, entre otros. Para hacer frente a estos problemas hay una tríada de conceptos que quiero destacar, ya que bien implementados son muy útiles: innovación, interacción e integración”, afirmó Galmarini.

A su turno, Carlos Parera, quien el último martes asumió, en Buenos Aires, como flamante director nacional del INTA y es el primer mendocino en ocupar ese puesto, destacó las capacidades del director regional saliente y del que asumió, por conocerlos en su trayectoria dentro de la institución.

“Son dos personas muy comprometidas, tienen al INTA en su corazón y esto es muy importante para quien asume un rol así en este organismo. Ya que no solamente son indispensables las capacidades técnicas sino también que sean personas que piensen en la institución en términos de gente”, señaló Parera y cerró la idea reafirmando que “hay que restituir la visión de servidor público del empleado del INTA. Nosotros servimos a la sociedad, que es la que nos paga: los productores, la sociedad en general…”

También se dirigió a los presentes el Secretario de Agricultura de San Juan, Ariel Lucero. Aseveró que “San Juan en estos 4 años creyó y apostó por la producción para el desarrollo del país, a diferencia de otros gobiernos. Y para poder lograr el desarrollo del país necesitamos trabajar de manera articulada. En nuestra provincia el compromiso del gobierno fue trabajar en forma conjunta con el INTA y va seguir siendo así por los próximos años”.

Mariano Bosch, vicepresidente del INTA, expresó que “la virtud que tiene esta institución gracias al sistema de concursos es digna de destacar. Estos concursos imparciales para renovar sus capacidades son un punto fuerte, que asegura que el INTA siga siendo política de estado.”

Por su parte José Gudiño, que finalizó recientemente su gestión como director del Centro Regional Mendoza-San Juan INTA rescató que “el INTA se caracteriza por ser una institución de calidad y esto está dado por el esfuerzo, el compromiso y la ética de los trabajadores. También hace a la calidad contar con la sana costumbre de que existan los concursos que permiten el recambio y la renovación de los compromisos y las energías.”

La misión a cumplir

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) tiene por misión “impulsar la innovación y contribuir al desarrollo sostenible de un sistema agropecuario, agroindustrial y agroalimentario competitivo, inclusivo, equitativo y cuidadoso del ambiente, a través de la investigación, la extensión, el desarrollo de tecnologías, el aporte a la formulación de políticas públicas y la articulación y cooperación nacional e internacional”.

El Centro Regional Mendoza-San Juan es uno de los 15 Centros Regionales que tiene el INTA en el país y tiene como finalidad contribuir al desarrollo integral de los territorios de Mendoza y San Juan a través de la innovación productiva y organizacional en un marco de sostenibilidad económica, ambiental y de equidad social. Uno de los objetivos más importantes es contribuir a que la región alcance mayor potencialidad y oportunidades para acceder a los mercados regionales e internacionales con productos y servicios de alto valor agregado.