Periodista

Con solo contar las viejas fincas dentro del ejido urbano de Las Heras, quedarían disponibles unos 1500 lotes para terminar de consolidar la mancha urbana de un departamento tan heterogéneo como con potencial de crecimiento. Tanta es la posibilidad para crecer, que desde la comuna calculan que se pueden sumar unos 20.000 lotes si se trabajara correctamente en los diversos vacíos que hoy tiene el departamento.

En este contexto, uno de los primeros objetivos propuestos desde la Secretaría de Obras
Privadas de Las Heras que dirige Francisco Lopresti comenzó con la actualización de una
normativa que ni siquiera contemplaba las nuevas tecnologías de construcción y desincentivaba las distintas inversiones con el fin no solo de que la gente viva en Las Heras sino también que pueda trabajar allí.

“Uno de los principales objetivos es densificar el departamento así como generar condiciones para la construcción en altura”, subrayó Lopresti al tiempo que destacó, en la actualidad, la existencia en carpeta de inversiones comerciales que incluyen un supermercado y una estación de servicio; entre otras apuestas de valor.

Francisco Lopresti, Director de la Secretaría de Obras Privadas de la municipalidad de Las Heras

Entre las ordenanzas priorizadas hay una novedosa para el departamento que tiene que ver con la sustentabilidad y, en este caso, con la reutilización de aguas grises con el fin de cuidar un recurso escaso que tiene implicancias concretas en el desarrollo de Las Heras.

Así, ya hay un proyecto aprobado en el que se reciclará el agua a cambio de descuentos en las tasas de construcción. “Es un gran avance para nosotros ya que apostamos a la sustentabilidad sin que las empresas tengan que hacer casi ampliaciones en su inversión”, expresó satisfecho el Secretario de Obras.

En este contexto, si bien Las Heras es grande y observa una gran diversidad –incluso en zonas que se encuentran muy cercanas entre sí- hay dos distritos que hoy la comuna pretende revalorizar.

Uno es la zona de La Cieneguita en el límite con Capital (Cipolletti) entre Boulogne Sur Mer y San Martín y la otra es la de Zapallar.

Esta última está en las inmediaciones de la rotonda del avión y, por su ubicación estratégica, desde el Municipio creen que tiene un gran potencial económico así como valor agregado para diversos proyectos. Una de las trabas principales hoy tiene que ver con el abastecimiento de agua potable; algo que quedaría subsanado a fines de este año cuando esté terminada una obra que Aysam realiza en la planta Alto Godoy.

“Es un trabajo muy importante que nos permite planificar y potenciar lo que viene”, destacó Lopresti quien también espera poder acceder al financiamiento que le permita concretar un proyecto ejecutivo (listo para desarrollarse) para hacer un acueducto entre Alto Godoy y El Challao; otra de las zonas con gran potencial hoy limitada por la falta de agua.

Además de la perspectiva para ampliar la mancha urbana, la otra pata de crecimiento de Las Heras está puesta en el Parque Industrial que hoy cuenta con 150 empresas instaladas;
muchas de ellas reconocidas y de peso.

La ventaja de este Parque está, más allá de las posibilidades de conexión y de trabajo en red que ofrece este tipo de lugares, en su ubicación estratégica y logística a “pasos” del
aeropuerto y frente a la futura doble vía a San Juan.